Un hombre irrumpe en una boda gritando ‘Alá es grande’

Un hombre irrumpe en una boda gritando ‘Alá es grande’

|

Un hombre ha irrumpido en mitad de una boda, que se celebraba en la iglesia de San Pablo, al grito de ‘Alá es grande’, generando altercados aunque sin mayores consecuencias, como han confirmado fuentes de la Policía Nacional a este periódico.


El hombre, de origen marroquí y de 22 años de edad, ha sido detenido por alteración del orden público, amenazas y delito contra los sentimientos religiosos. El arrestado, ya tenía antecedentes similares por desorden.


Los hechos ocurrieron pasadas las 18.30 horas de este sábado, cuando se estaba celebrando una boda en la que había alrededor de un centenar de personas, algunas de las cuales han salido corriendo desde el interior de la iglesia.


Según asegura un testigo de los hechos con el que ha podido hablar Noticiascyl, varias personas que asistían a la boda han salido corriendo de la iglesia hacia la Plaza de San Pablo debido a la confusión por los gritos que este individuo, de origen marroquí, estaba profiriendo.


El mismo testigo asegura que el hombre ha entrado en la iglesia y ha subido al altar de la misma para gritar en favor de Alá y después correr por las dependencias eclesiásticas, generando confusión y cierto caos entre los presentes.


“La Policía ha tardado tres minutos en llegar, han entrado a la iglesia y han sacado a una persona con la cabeza agachada”, relata el testigo. Una vez en la plaza, el detenido se ha resistido y mostrado beligerante, por lo que a los agentes de la Policía Nacional les ha costado reducirlo hasta que han podido derribar al sospechoso para ponerle las esposas y meterle en el furgón. No obstante, fuentes de la investigación aseguran que no llevaba armas.


Tras el incidente, la boda ha seguido su curso en medio de la inquietud generada, sobre todo por el clima que se vive en Europa con los atentados de los últimos años en ciudades de todo el mundo.