La Santboiana triunfa en una nueva fiesta del rugby en Valladolid

La Santboiana triunfa en una nueva fiesta del rugby en Valladolid

|

El Salvador no ha podido repetir el abrumador éxito de 2016 cuando logró el título de Copa ante el VRAC en la primera e histórica final disputada en el estadio José Zorrilla. Esta vez ha sido la UE Santboiana la que ha logrado la victoria de forma clara, con una gran segunda mitad para imponerse por 16-6.


El día no ha podido ser más desapacible en la capital del Pisuerga, con la lluvia como protagonista persistente que ha disminuido en parte el ambiente esperado pero, pese a todo, miles de aficionados han disfrutado desde horas antes del partido la gran fiesta del rugby.


juego final copa rugby santboiana el salvador valladolid 2017 4El partido arrancó lento, con ambos contendientes temerosos, como les ocurrió el año pasado al VRAC y al propio conjunto chamizo. En una primera mitad muy táctica, Jaime Mata tuvo la primera gran ocasión pero falló el golpe de castigo. El apertura de El Salvador logró resarcirse al filo del descanso, anotando el 0-3 en el marcador en el minuto 39.


Tras la reanudación, el conjunto catalán fue un auténtico ciclón y pronto se puso por delante en el luminoso tras dos golpes de castigo que daban la vuelta al marcador para el 6-3, primero obra de Brad Truesdale y después de Albert Millán. La afición visitante comenzaba a comer terreno a la local de forma notable, al tiempo que sobre el césped de Zorrilla la Santboiana se hacía con las riendas del partido.


En el minuto 53 iba a llegar la jugada clave con un ensayo con transformación de Nicolás Francisquel, que encarriló la final para los catalanes con un 13-3 que bloqueaba por completo a un conjunto chamizo desconocido por momentos. Los de Juan Carlos Pérez no pudieron dar la vuelta al marcador pese a un golpe de castigo pasado por Jaime Mata en el minuto 64, al que volvió a responder la Santboiana con el 16-6 definitivo.


Lágrimas chamizas en Zorrilla en otro partido para la historia y el recuerdo en la capital vallisoletana, que se consolida así como el principal feudo de referencia para el rugby nacional.