Miguel Ángel Muñoz, culpable del asesinato de la peregrina Denise Pikka

Miguel Ángel Muñoz, culpable del asesinato de la peregrina Denise Pikka

|

Dos años después de que la peregrina estadounidense Denise Pikka desapareciera en la localidad astorgana de Castrillo de los Polvazares, un Jurado Popular ha declarado culpable de su asesinato a Miguel Ángel Muñoz Blas, único acusado en el juicio que se ha venido desarrollando durante más de veinte días en la Audiencia Provincial de León.


Por mayoría de ocho votos a favor y uno en contra, el Jurado ha considerado que Miguel Ángel Muñoz Blas es culpable "de haber causado intencionadamente la muerte de Denise Pikka Thiem de forma sorpresiva y sin que la víctima pudiera advertirlo o se pudiera defender".


Asimismo, con la unanimidad de los nueve miembros del Jurado, también se ha declarado a Miguel Ángel Muñoz Blas culpable "de haber sustraído y hecho suyos, con ánimo de lucro, objetos de la víctima".


El Jurado Popular, que no ha considerado probado que las flechas falsas que llevaron a la peregrina frente a la vivienda de Miguel Ángel Muñoz fueran modificadas por éste, sí que ha considerado probado que el ya culpable le propició a Denise un fuerte golpe en la cabeza que acabó con su vida.


Del mismo modo, también ha delcarado no probado que el acusado, en el momento de cometer los hechos, padeciese una grave enfermedad psíquica que anulase totalmente, limitase gravemente o afectase ligeramente sus normales capacidades de conocimiento y voluntad.


Finalmente, el Jurado ha emitido por una unanimidad su criterio contrario a que se pida en la sentencia el indulto para el acusado.


A la espera de que se publique la sentencia, Miguel Ángel Muñoz Blas permarecerá en prisión preventiva hasta conocer cuál será la pena a la que deba hacer frente. Para él, tanto Ministerio Fiscal como acusación particular solicitan un total de 25 años de prisión, veinte por un delito de asesinato y cinco por un delito de robo con violencia.


Asimismo, la Fiscalía solicita una responsabilidad civil de 80.000 euros para los padres de Denise Pikka y 30.000 para su hermano, mientras que la acusación particular eleva la cuantía a 100.000 para los padres y 150.000 para Cedric, el hermano de Denise.