¿Tiene el asesino confeso de la peregrina un trastorno mental?

¿Tiene el asesino confeso de la peregrina un trastorno mental?

|

Trastorno límite de personalidad y trastorno explosivo intermitente. Estas son las dos enfermedades psiquiátricas diagnosticadas por los dos peritos contratados por la defesna de Miguel Ángel Muñoz Blas, asesino confeso de la peregrina estadounidense Denise Pikka.


Tras dos entrevistas personales con Miguel Ángel en la cárcer y la realización de una curva vital a raíz del testimonio de su familia, los dos peritos psiquiátricos han asegurado que ambos trastornos pueden causarle una "alteración de su capacidad de autocontrol y reacciones" que le harían "ser violento e irrefrenable ante un hecho que para cualquiera puede ser ser imperceptible".


Sin embargo, ¿es Miguel Ángel Muñoz Blas el culpable de la muerte de Denise Pikka? A pesar de haber confesado el crimen en una segunda declaración, tras haber negado los hechos en un primer momento, y haber guiado a la policía en una reconstrucción de los hechos al lugar donde se encontraba enterrado el cadáver, los peritos psiquiátricos barajan dos hipótesis.


Así, el único acusado por el asesinato de la peregrina estadounidense, podría ser realmente el culpable de los hechos que él mismo relató en su día, algo que podría deducirse de los tastornos que padece y las lesiones "tremendas" que presentaba el cuerpo de Denise. De ser veraz esta hipótesis, el suceso podría haber sido provocado por una "explosión psicomotórica" que le sumió en un bucle de "brutal agresividad" que le "había imposibilitado parar".


No obstante, los peritos también barajan una segunda posibilidad: que Miguel Ángel Muñoz Blas no matara a Denise Pikka y se inventara al completo tanto la confesión como la reconstrucción de los hechos, fruto de "un despliegue narcisista y egocéntrico" que le hizo "sentirse alguien importante" tras el "revuelo del caso en los medios de comunicación".