El presunto asesino de Denise Pikka "es un cobarde"

El presunto asesino de Denise Pikka "es un cobarde"

|

"Miguel Ángel etiene mucho pronto pero cuando está solo no es nadie", ha asegurado en su declaración el padre del acusado de asesinar a la peregrina Denise Pikka en abril de 2015, quien ha defendido la inocencia de su hijo que "es un cobarde haber hecho lo que dicen que hizo él solo".


Mediante videoconferencia con Madrid, el padre de Miguel Ángel Muñoz ha relatado cómo el 20 de abril de 2015 acudió a Astorga para declarar ante la Policía debido a las sospechas que rondaban sobre la involucración de su hijo en el crimen pero, después de hablar con él y de que le mostrara la sentencia absolutoria relativa a una denuncia de otra peregrina de nacionalidad alemana, regresó a la capital de España "más tranquilo".


Meses más tarde, a finales del mes de agosto de ese mismo año, Miguel Ángel se reunió con su padre por última vez, momento en el que le anuncia que va a realizar el Camino de Santiago, durante cuyo trayecto fue detenido como presunto autor de la muerte de Denise Pikka.


El padre de Miguel Ángel Muñoz ha asegurado que su hijo "no tiene diagnosticada ningún tipo de engermedad mental", ni ha seguido "nunca" un tratamiento mental, a pesar de haber acudido de pequeño al psicólogo tras el fallecimiento de su madre, cuando tenía tan solo tres años.


También ha explicado que "es mentira" que Miguel Ángel tenga algún tipo de relación con las guerrillas colombianas, mexicanas o cubanas, ni con movimientos revolucionarios españoles.


La ex mujer se sorprende de la llamada del acusado


El día 6 de abril, día en que desapareció Denise Pikka, su presunto asesino, Miguel Ánguel Muñoz Blas, realiza una llamada telefónica a su ex pareja, con quien conversó durante cerca de cuarenta y cinco minutos, algo que la sorprendió ya que hablablan dos veces al año y de manera corta.


Miguel Ángel Muñoz y su ex pareja tienen una hija en común que en el momento del crimen tenía tres años y con la que se veía en contadas ocasiones. Para la mujer, el padre de su hija "tiene un comportamiento agresivo, comentarios sexistas y racistas" y "es un mentiroso".


Mientras eran pareja, ambos formaron parte de movimientos ocupas en Navarra, donde llegaron incluso a vivir en una casa ocupa, aunque nunca ha visto pruebas de la vinculación de Muñoz Blas con la guerrilla colombiana y mexicana, a pesar de que él lo dijera.