La primera confesión de Muñoz le incrimina

La primera confesión de Muñoz le incrimina

|

La acusación particular de la familia de Denise Prikka, asesinada presuntamente por Miguel Ángel Muñoz Blas en el año 2015, ha asegurado que es la primera confesión del acusado y la posterior reconstrucción de los hechos la que le incrimina y determina su culpabilidad, ya que aportó detalles que aún no estaban recogidas en la causa.


Una primera confesión que para el letrado Javier García parte del "remordimiento interior por el que decide confesar su crimen y colaborar con la justicia aportando su relato de manera espontanea y sin presión", aunque meses después decide contradecirse y retractarse de su declaración al afirmar que no lo había hecho.


Para la acusación particular "Miguel Ángel Muñoz Blas acabó de una manera absolutamente miserable y vil con la vida de Denise Prikka Thiem", algo que ha asegurado que quedará probado a lo largo del juicio en el que se presentarán más de 100 pruebas testificales, periciales y documentales.


Además, ha apelado a la "razón humana, lógica y sentido común" de los miembros del jurado popular para afirmar que "es tal el cúmulo de pruebas que acreditará la culpabilidad que ninguno de ellos tendrá la más mínima duda para emitir su veredicto que será de culpabilidad".