Nueva adquisición de última generación para procesos ginecológicos en León

Nueva adquisición de última generación para procesos ginecológicos en León

|

El Hospital HM San Francisco y el Centro Ginecológico de León han adquirido el láser de última generación Multisys, que permitirá aplicar un tratamiento de vanguardia en diversos procesos ginecológicos.


Esta tecnología se basa en la aplicación de un efecto térmico con un láser de CO2 fraccionado, que favorece la producción de colágeno en los tejidos, remodelando el ya existente y favoreciendo también la síntesis de nuevas fibras.


La especialista del Centro Ginecológico de HM San Francisco, Dra. Marisa Alija, apunta que "se trata de un proceso ambulatorio, sin incisiones, muy poco invasivo, que sólo requiere anestesia tópica y que permite a las pacientes una reincorporación casi inmediata a su vida diaria. Además, cuando este láser se emplea para la realización de cirugías, éstas son con mínimo sangrado, mejor cicatrización y mejor recuperación postoperatoria".


Diversos estudios confirman que la utilización del láser CO2 en dolencias ginecológicas es segura, cómoda y eficaz para aliviar ciertos síntomas y como tratamiento ante ciertas patologías. A este respecto, la ginecóloga Dra. Carmen García Ferreiro señala que, esta técnica está indicada "para tratar la incontinencia de orina de esfuerzo leve y moderada, el síndrome genito-urinario conocido como atrofia vaginal y sus consecuencias como son escozor, sequedad vaginal, picor, quemazón y dolor al mantener relaciones sexuales o vaginitis de repetición por alteraciones en la flora vaginal".


El láser Multisys también puede utilizarse para tratar lesiones producidas por el virus del papiloma humano, condilomas, displasias en vulva, vagina y cuello de útero, hiperlaxitud vaginal postparto, prolapso genital de bajo grado y el tratamiento de cicatrices en el periné, postparto y postquirúrgicas.


Además, la Dra. García Ferreiro señala que este láser está indicado para utilizarse como instrumento quirúrgico en algunas cirugías ginecológicas "como labioplastias de labios menores de la vulva, vaginoplastias, colpoperineoplastias o extirpación de verrugas vulvo-vaginales, ya que está demostrada su eficacia, su mayor capacidad de cicatrización y la reducción del riesgo de complicaciones durante la intervención". Asimismo, se están obteniendo resultados muy positivos en diferentes estudios sobre la aplicación de esta técnica en otras dolencias como la incontinencia de urgencia o el síndrome urgencia-frecuencia.