El Centro de Láseres Pulsados despierta un interés científico mundial

El Centro de Láseres Pulsados despierta un interés científico mundial

|

El Consorcio Centro de Láseres Pulsados que este martes han visitado los Reyes de España, ubicado en el Parque Científico que la Universidad de Salamanca tiene en Villamayor de Armuña, ha despertado el interés de la comunidad científica. Felipe VI y Doña Letizia recorrieron las instalaciones acompañados por el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, además del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, entre otras autoridades.


El Rey ha protagonizado la puesta de largo del láser más potente de España y uno de los diez más potentes del mundo, ubicado en el Centro de Láseres Pulsados Ultrasónicos de la Universidad de Salamanca (CLPU). Acompañado por la reina doña Letizia, el monarca ha apretado el botón pasadas las 11:00 horas.


El centro salmantino forma parte de la Infraestructura Científica y Técnica Singular (ICTS), una red pública de instalaciones únicas o excepcionales en su género de "alto valor estratégico para todo el colectivo del campo de la investigación y la innovación". En su visita, los reyes de España han conocido esta instalación, presente dentro del Parque Científico de la Universidad de Salamanca en Villamayor de Armuña, que arrancó en 2008 y que ha ido mejorando su capacidad de láser, con equipamientos VEGA-2 y VEGA-1, hasta llegar ahora a la puesta en marcha del VEGA-3, con potencia de un petavatio.


El investigador Giancarlo Gatti ha sido el encargado de mostrar la capacidad del láser a los monarcas, una herramienta que permite avanzar tanto en investigación básica como en investigación aplicada. Precisamente, el también científico del CLPU, José Antonio Pérez, ha explicado a los medios que el nuevo dispositivo permite impactos que focalizan mucha capacidad de energía en poco tiempo y en una zona muy pequeña, lo que abre un nuevo "abanico de aplicaciones" en distintos campos de la investigación, como pueden ser los de la biomedicina o las ciencias naturales.



Este centro recibió durante el pasado mes de marzo los primeros usuarios internacionales para su sistema singular VEGA. Se trata de la primera campaña experimental que se desarrolla en la infraestructura mediante acceso abierto competitivo. La investigación la han llevado a cabo un grupo heterogéneo formado por científicos de la agencia nacional italiana para las Nuevas Tecnologías, la Energía y el Desarrollo Económico Sostenible (ENEA) y del propio consorcio CLPU, liderados por miembros del Institute of Laser Engineering, de la Universidad de Osaka, Japón. Una colaboración internacional en la que se han logrado generar neutrones mediante el láser VEGA-2 (salida de 200 teravatios) para la obtención de radiografías.


Existe un gran interés a nivel mundial en el uso de láseres de alta intensidad para la obtención de neutrones ya que abre una vía de desarrollo en la física nuclear totalmente nuevo. Además, su aplicación para la adquisición de radiografías, permitirá el análisis de estructuras de materiales con mucha mayor precisión que la que alcanzan los rayos-x. En las últimas campañas, con un láser de menos capacidad al ahora inaugurado, investigadores de distintos países como Japón, Suecia o Canadá ya han trabajado con él en Salamanca, y próximamente el CLPU abrirá una nueva convocatoria, ya con la posibilidad del petavatio.


El Institute of Laser Engineering, fundado a principios de los años 70, es un prestigioso centro japonés que cuenta con varios láseres de gran relevancia internacional como GEKKO-XII y LFEX. No obstante, apostaron por realizar su experimento en esta infraestructura científico-técnica singular, no sólo por la intensidad y la calidad del haz láser sino también por la gran versatilidad y control remoto de la cámara de experimentación, en la que han podido modificar elementos sin romper el vacío.


El objetivo del experimento era demostrar el sistema propuesto para la generación de neutrones y la captación de imágenes mediante ellos. Su siguiente paso, para el año que viene, es conseguir estabilizar y optimizar el sistema usando mayor tasa de repetición durante una o dos horas e incluso mayor intensidad. “Es probable –confirmó el investigador principal, el Dr. Arikawa – que solicitemos una nueva campaña experimental para VEGA-2 o incluso para VEGA-3”. La próxima convocatoria, a punto de publicarse, incluye ya el uso de las dos principales salidas del sistema.


Junto a este experimento, otras 5 campañas fueron seleccionadas tras la primera convocatoria de acceso abierto competitivo que en 2017 lanzó el Centro de Láseres Pulsados para VEGA-2. Actualmente un grupo de investigación coordinado por la universidad sueca de Lund están preparando la que será la segunda campaña experimental con VEGA-2. Junto a estos, otros cuatro grupos internacionales con científicos procedentes de Canadá, Estados Unidos, India, Alemania, Francia, Italia y España, acudirán hasta finales de noviembre para investigar con el equipamiento singular del CLPU.


El Consorcio Centro de Láseres Pulsados nació como una infraestructura científicotécnica singular cuyo principal objetivo era ofrecer a la comunidad científica e industrial de todo el mundo un láser ultrarrápido capaz de alcanzar una potencia pico de un petavatio. Único en España, el sistema láser del CLPU se gestó con una versátil arquitectura de tres salidas sincronizadas de diferente potencia: VEGA-1 (20 teravatios), VEGA-2 (200 teravatios) y VEGA-3 ( de un petavatio). Su instalación, montaje y operación se ha ido desarrollando por fases para mantener el control de la calidad del haz en todo momento. Esta nueva convocatoria pone fin a la fase de construcción y el Centro se puede considerar totalmente operativo.