La odisea de trabajar en enfermería este verano

La odisea de trabajar en enfermería este verano

|

El Sindicato de Enfermería Satse pide el cese del gerente de Atención Primaria por incumplir la ley, lo que afecta negativamente a las condiciones laborales de los enfermeros de área. Recuerda que lleva años denunciando las irregularidades constantes que diferentes gerentes y directores de enfermería cometen con el personal de área, saltándose la normativa vigente y obviando instrucciones que emite la Gerencia Regional de Salud.


Dado que las denuncias que Satse ha venido efectuando ante la Gerencia Regional de Salud no han provocado un cambio en la forma de actuar de estos gerentes -que conociendo la norma la incumplen de forma reiterada y permiten que los directores de enfermería continúen actuando de forma irregular-, el Sindicato de Enfermería entiende que el consejero, que les ha nombrado, debe cesarles.


Estos incumplimientos afectan a las condiciones laborales de los trabajadores, que se encuentran en una situación total de indefensión y convertidos en personal permanentemente localizado y al servicio de la Administración de forma gratuita y arbitraria, dependiendo de cada gerencia.


Explica Satse que constantemente se les deniegan permisos y derechos que otro personal sí disfruta en el Servicio de Salud de Castilla y León. Así, los calendarios laborales que pasan por la Junta de Personal no son los mismos que después se aplican a este personal de área y no incluyen toda la jornada laboral a realizar para poder introducir cambios en ellos y utilizar a estos trabajadores para realizar coberturas que en ocasiones son necesidades urgentes, pero que en la gran mayoría de las ocasiones se pueden programar con la suficiente antelación (a veces hasta un año) como para que estén en ese calendario. De este modo, se les avisa con muy poca antelación para cubrir esas necesidades y a veces sufren amenazas si se niegan a cubrir esa necesidad.


Además, algunos han llegado a sufrir reducciones de sus retribuciones mensuales por el hecho de no alcanzar en ese mes la jornada mensual establecida y no haber podido realizar una sustitución para compensarlo, cuando asimismo más del 50% de las plazas de enfermeros de área tienen asignadas hasta tres zonas básicas de salud y distan entre sí más de 50 kilómetros, con orografía complicada, por lo que no se tiene en cuenta la amplia dispersión geográfica existente.


Por si fuera poco, concluye Satse, en algunas gerencias no se les conceden los mismos permisos que al resto de personal y que están contemplados en la normativa vigente, como es el caso de ingreso hospitalario o fallecimiento de un familiar; hay trabajadores que vuelven de una baja y deben jornada porque cada gerencia hace un cómputo propio, y algunos profesionales se ven obligados a hacer cambios de guardias con compañeros porque si no, no pueden disfrutar de vacaciones.