Sonrisas que valen millones en el Centro San Juan de Dios

Sonrisas que valen millones en el Centro San Juan de Dios

|

Este viernes se estrenaba en los cines la película ‘Campeones’, dirigida por Javier Fesser y protagonizada por Javier Gutiérrez que se mete en la piel de Marco, un entrenador de baloncesto que tras chocar contra un coche de policía con su turismo por conducir bajo los efectos del alcohol, tendrá que cumplir con una multa ejemplar convirtiéndose en el míster de un equipo de baloncesto de personas con discapacidad intelectual.


La reacción de Marco, en un primer momento, no es buena pero pronto se dará cuenta de que tiene que aprender mucho de “personas entrañables que aportan mucho más a la sociedad de lo que nosotros les damos a ellos”, como asegura José Miguel García Barbero, director gerente del Centro San Juan de Dios de Valladolid, que se encarga de hacer la vida mucho más fácil a este colectivo adaptando sus servicios a las necesidades de cada individuo.


El buen trabajo de esta institución fue el año pasado reconocido con la Medalla de Oro al Mérito del Trabajo de la Asociación de Economía y Competitividad y también con la Estrella de Oro por la excelente labor de atención que realizan con las personas con discapacidad, en algo que “sirve de estímulo para seguir avanzando y mejorando en el desarrollo de los procesos de calidad que están llevando a cabo”, como afirma el director gerente de un Centro que es referente ya no solo en Valladolid y Castilla y León sino en España y el resto del mundo.


Una labor encomiable


El Centro San Juan de Dios abrió sus puertas en el año 1960 como centro específico de educación especial y pionero en España en este tipo de atención, entendiéndose “la discapacidad intelectual como enfermedad y hablándose de un modelo psicopedagógico” lo que ha ido evolucionando a lo lago de los años para “pasar a un modelo asistencial y hablar de un sistema de prestación de apoyos individualizados en función de cada persona con discapacidad”.


Pertenece a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y cuenta en todo el mundo con 460 centros en 55 países de los cinco continentes prestando atención a más de 20 millones de personas con 3000 camas en Castilla y León y una plantilla que ronda las 2.500 personas y 800 voluntarios dentro de la demarcación de Castilla en la que se engloba además de a nuestra Comunidad, a País Vasco, Galicia, Cantabria, Asturias y Madrid.


José Miguel García Barbero y Noemí Silva Ganso. José Miguel García Barbero y Noemí Silva Ganso.


“En Valladolid contamos con 140 profesionales y 40 voluntarios entre los que el 70-80% tiene perfiles técnicos que van desde el ámbito de la psicología y trabajo social hasta profesores de educación especial. El 20% restante lo forman trabajadores de servicios generales como la Administración, limpieza, mantenimiento o la cocina propia con la que contamos para dar cobertura a 360 personas”, nos cuenta José Miguel García Barbero.


El objetivo o la misión como señala Noemí Silva Ganso, directora técnica del Centro San Juan de Dios en Valladolid, pasa por “mejorar la calidad de vida de las personas adolescentes y adultas con discapacidad intelectual a través del desarrollo de apoyos y servicios adecuados a sus necesidades”, teniendo en cuenta siempre los principios ideológicos de la Orden Hospitalaria y las buenas prácticas aceptadas en el sector.


Servicios adaptados a cada persona


Valladolid-Centro-san-juan-de-dios-entrevista-discapacidad-premio-19“Calidad, respeto, responsabilidad y espiritualidad junto a la hospitalidad, que es la fundamental, son los principios por los que nos regimos”, asegura en declaraciones a www.noticiascyl.com, el director gerente, apostando por poner en marcha “servicios adaptados a cada persona” con un plan individualizado de prestación de apoyos para la persona dependiente.


Servicio ocupacional, residencial con unidades de convivencia, educativos disponiendo de un Colegio de Educación Especial, técnicos de apoyo, también para familias o de promoción a la autonomía personal, específicos de atención a la dependencia como puede ser el servicio de promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía personal, el de habilitación y terapia ocupacional, el de habilitación psicosocial o el de estimulación cognitiva, son todos con los que cuenta para hacer más fácil la vida a este colectivo.


El Centro San Juan de Dios cuenta con un Centro Especial de Empleo creado en 1991 que dispone de tres líneas de actividad (hostelería, lavandería y recogida y reciclado) que tiene como objetivo “el desarrollo social y personal de las personas con discapacidad intelectual incidiendo en las habilidades laborales que les permita acceder al mercado en un futuro”, afirma José Miguel.


La directora técnica añade además que “las familias son un agente fundamental en la atención integral de las personas con discapacidad para cumplir también con la misión del centro” y es por ello que cuentan con un servicio específico de apoyo para “mejorar la calidad de vida de las familias en las que existe algún miembro con discapacidad intelectual fomentando el ambiente positivo y equilibrado en el entorno familiar”.


Valladolid-Centro-san-juan-de-dios-entrevista-discapacidad-premio-31


Satisfacción por el apoyo institucional


Hablábamos más arriba de las líneas de actividad del Centro a la hora de fomentar la inclusión de este colectivo en el mercado laboral. En el ámbito de la discapacidad, como apunta García Barbero, existe “un desempleo del 60%” mientras que en el de la discapacidad intelectual “asciende al 80%”, aunque el director es positivo asegurando que poco a poco se está revirtiendo la situación gracias a que las “Administraciones Públicas también están apoyando” incluso con “ayudas por parte del Fondo Social Europeo”.


La cabeza visible del Centro San Juan de Dios de Valladolid se muestra “satisfecho con la política social de la Junta de Castilla y León” porque “son políticos sensibles que cuentan con la opinión del sector de la discapacidad tomando decisiones con consenso” y porque “el buen trabajo se ve reflejado en el hecho de que Castilla y León es la primera Comunidad en cuanto al índice de calidad”.


También valora de manera positiva la Ley de Servicios Sociales de la Comunidad por “nacer desde el consenso” y por “reconocer los derechos subjetivos de las personas con discapacidad en el ámbito de los servicios sociales”. “En Castilla y León la persona con discapacidad intelectual es protagonista y se tiene en cuenta a nivel administrativo. La Ley es favorable y está funcionando de manera adecuada”, insiste José Miguel.


Valladolid-Centro-san-juan-de-dios-entrevista-discapacidad-premio-10


Premios al trabajo bien hecho    


El trabajo bien hecho del Centro ha sido reconocido con la Medalla de Oro al Mérito del Trabajo de la Asociación de Economía y Competitividad y con la Estrella de Oro por la excelente labor de atención que realizan con las personas con discapacidad como protagonistas.


Valladolid-Centro-san-juan-de-dios-entrevista-discapacidad-premio-3“Lo primero que sentí cuando me informaron de la consecución del premio Estrella de Oro fue alegría pero sobre todo orgullo por los trabajadores, porque supone un reconocimiento a su labor diaria y un estímulo para seguir avanzando en el desarrollo de los procesos de calidad que estamos llevando a cabo, también para seguir mejorándolos”, apunta el director.


José Miguel añade que estos premios sirven para “avalar el buen trabajo del Centro” y apuntilla además que “es el único en Castilla y León que cuenta con la certificación de calidad Aenor ISO 9001:2008 y en la 14001 Medioambiental que hace que todos sus procesos  y procedimientos estén regulados”.


El deseo de Centro San Juan de Dios de Valladolid pasa por “seguir mejorando los datos de empleo” y por “conseguir que se reconozcan todos los derechos de las personas con discapacidad logrando que estos sean ciudadanos de pleno derecho incluidos en la sociedad como uno más”.


Las sonrisas y el buen rollo son protagonistas en una institución volcada en integrar a un colectivo entrañable y respetable que valora como el que más todas las ayudas que recibe con la bondad y el cariño que le caracteriza.