Las exenciones de guardias sanitarias, un problema por falta de personal

Las exenciones de guardias sanitarias, un problema por falta de personal

|

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, Alberto Castro, ha anunciado esta mañana, durante la presentación de las jornadas sobre la “nueva ley de contratos del sector público” en el salón de actos del complejo sanitario Santa Elena, que “las exenciones de guardia de los sanitarios a partir de los 55 años puede ser para nosotros un problema que nos afecta en lugares donde la plantilla supera esa edad en gran medida como el caso de Toro y si todos se acogen habrá problemas para cubrir esas vacantes”.


Castro ha explicado que “estamos esperando la sentencia a este recurso que en el futuro puede ser un problema grave si seguimos aplicando esa disposición. Afecta a los casos que han recurrido y los demás casos irán en cascada. Si estamos permitiendo que el personal sanitario ejerza hasta los 65 años o se reenganche hasta los 70 alguien tiene que hacer las guardias. Un médico de guardia no puede dar solución a todo y hay que buscar alternativas para cubrir las necesidades”.


En este sentido, el delegado de la Junta en Zamora ha matizado que “no estamos pagando un exceso de recortes, seguimos dando servicio por encima de lo marcado en la ley como refleja el hecho de que en pueblos que deberíamos ir dos veces por semana estamos yendo cuatro. Hay que poner en relieve el esfuerzo del personal sanitario”.
Por otra parte, Alberto Castro explicó durante la presentación de las jornadas sobre la “nueva ley de contratos del sector público” que este es un ciclo “de formación destinada no solo a los funcionarios de Castilla y León sino también de la Diputación y Ayuntamientos. Se pretende reflexionar y dar un programa formativo de una ley que nos afecta a todos como es la de los contratos públicos que viene de una normativa europea y nacional”.


En cuanto a la relevancia de este tipo de contratos se percibe, como matizó Castro, en el hecho de que “el 20% del volumen del PIB se gestiona a través de las administraciones y exige de una normativa lo más eficientemente posible y con la máxima transparencia, más aún a raíz de los casos de corrupción. Esta ley amplia la competencia de empresas grandes, así como las pequeñas y medianas, se simplifica el procedimiento tanto requisito y esa posibilidad de que estas se presenten dota de mayor competencia. Existe una disposición que obliga que toda esta tramitación se haga vía electrónica mayor exigencia y esta es una jornada de reflexión para los funcionarios de todos los organismos”.