Una baja sensible para enfrentarse al líder

Una baja sensible para enfrentarse al líder

|

Óscar Plano vio ante el Villarreal la quinta tarjeta amarilla en LaLiga y, por lo tanto, será sancionado con un partido de suspensión y no podrá vestirse de corto ante el Barcelona. La otra cara de la moneda la representa Calero, quien podrá volver a la convocatoria tras la sanción cumplida ante el conjunto castellonense.


Con cuatro amarillas se mantienen Kiko Olivas y Antoñito, ambos a tan solo una de ser castigados por el Comité de Competición.