Salamanca UDS: tres goles y tres puntos como tres Reyes Magos

Salamanca UDS: tres goles y tres puntos como tres Reyes Magos

|

El Salamanca UDS regaló una bonita tarde de Reyes a su afición en el estadio Helmántico (3-1). Los de Antonio Calderón fueron muy superiores y contaron con la estelar actuación de Iván Calero que actuó como extremo ante la baja de Owusu. Dos goles suyos sentenciaron el partido en la primera parte y Pablo González, al poco de ingresar en el terreno de juego, amplió las distancias. Para el Celta B, Sergio anotó el gol del honor a poco del final.


Lo cierto es que el Celta B tuvo la primera a los 2 minutos de juego. Providencial Víctor Mena tapando un envío al corazón del área que tenía mucho peligro. Y 3 minutos más tarde fue Toño Vázquez quien sacó sobre la línea el primer tanto gallego cuando la grada ya se temía lo peor. Entonces se insinuó el show de Iván Calero. El lateral que hoy actuó como extremo con Tyson guardándole la espalda fue providencial. En el 11' engatilló un remate lejano que se estampó en el palo del guardameta Iván Villar.


El partido entró entonces en una fase de barbecho que se prolongó durante varios minutos. El Salamanca UDS empezó a controlar el juego y dejó de sufrir ante un inoperante Celta B que había caído en el entramado posicional de Antonio Calderón. El conjunto local estaba inclinando la balanza a su favor pero Calero tenía prisa y decidió romperla. Primero en el 37' con un bonito remate que culminó una gran jugada colectiva y después con un latigazo cruzado en el 40' que secó la red gallega. Game over.


Insert coin. La segunda parte comenzó con el Celta B volcado en busca del empate. Sin embargo, el Salamanca comenzó a lucir unas tablas de las que ha adolecido durante toda la temporada y metió el partido en el congelador. Calero vio la tarjeta por pasarse de frenada. Casi como en la gran ocasión que tuvo en 60' después de marcharse bien de Iván Villar. Se quedó sin ángulo y no pudo concretar el hattrick cuando la grada ya lo celebraba.


El Celta B pudo meterse en el choque a partir del minuto 62 cuando Ricardo Calvalho vio la roja directa por atizar a Ibán Salvador cuando se quedaba solo. Estaba muy lejos, pero el colegiado interpretó que era una ocasión manifiesta de gol y no dudó en mandar a la caseta al central del Salamanca UDS. Aún había partido. Sergio y Manu entraron por Víctor y Alberto en el Celta B y el conjunto celeste, hoy de morado, trató de estirarse. A los cinco minutos de la expulsión, Antonio Calderón reestructuró el equipo haciendo debutar a Javier Carpio y retirando a José García.


El segundo cambio fue Pablo González que ingresó por Indiano y besó el santo cuando solo llevaba cuatro minutos sobre el césped. El volante remató de lejos y logró el tercero. Finiquito a un Celta B que aún se revolvió con el tanto de Sergio. Un gol del honor que no empaña una de las mejores actuaciones del Salamanca UDS en el Helmántico esta temporada y más teniendo en cuanta la baja de su máximo estilete, el 'desaparecido' Owusu.


GALERÍA FOTOGRÁFICA: LUIS FALCÓN