El Ayuntamiento de Burgos confirma que parte de la Ordenanza de Movilidad no está en vigor

El Ayuntamiento de Burgos confirma que parte de la Ordenanza de Movilidad no está en vigor

|

El secretario general del Ayuntamiento de Burgos, Javier Pindado, ha confirmado este lunes durante la celebración de una sesión plenaria de carácter extraordinario, celebrada a instancia del Grupo Municipal Popular, que parte de la nueva Ordenanza de Movilidad de la ciudad no está en vigor.


Pindado ha dejado claro que la nueva ordenanza entró en vigor el pasado 24 de enero, si bien ha explicado que existen diferentes aspectos del nuevo texto que no pueden ser desarrollados hasta que se avance en
determinadas cuestiones. Es el caso, según ha indicado, de todo lo que se refiere a la señalética que requieren algunos aspectos de la nueva norma, como la limitación de la velocidad a 30 kilómetros por hora en todas las calles de un solo carril y las de un carril por sentido de la circulación.


En este sentido, ha explicado que también se requiere de la señalización pertinente en lo que respecta a las zonas peatonales y las áreas de tráfico restringido, por lo que mientras no exista la indicación oportuna, la ciudad se regirá por el Reglamento General de Circulación o, en su defecto, por las señalas ya instaladas.


Javier Pindado ha destacado, además, que la ordenanza recoge varias disposiciones finales que hay que tener en cuenta ante una coyuntura como la actual, como la que se refiere a la aplicación del desarrollo de
la norma y la que, precisamente, hace hincapié en los aspectos de señalización en áreas como la del tráfico, movilidad o transporte urbano.


La sesión plenaria, que ha comenzado con un minuto de silencio en recurso de las víctimas de la violencia de género, ha enfrentado a los diferentes grupos municipales por cómo se está llevando a cabo la
aplicación del nuevo texto normativo.


El alcalde, Daniel de la Rosa, en nombra del equipo de Gobierno local del PSOE, ha intervenido en la sesión para mostrar su "sorpresa" y "bochorno" por la solicitud de este Pleno por parte del PP y ha pedido
a todos los corporativos que renuncien a la dieta correspondiente y que supone el desembolso de unos 8.000 euros.


De la Rosa ha insistido en que las discrepancias mostradas en las últimas semanas por los 'populares' en torno a la movilidad de la ciudad se deben únicamente a que ahora el Partido Popular está en la oposición y ha lamentado que, mientras esta formación ostentó la Alcaldía, fuese incapaz de aprobar o avanzar en la ordenanza. "No hizo nada", ha puntualizado.


TRAMITACIÓN


En este sentido, ha defendido la labor del concejal de Movilidad, Josué Temiño, a la hora de propiciar el avance y tramitación del texto y ha defendido que se trata de una "buena norma". "Lecciones del PP en
movilidad ninguna", ha añadido.


Muy crítico con la actitud y el discurso del alcalde se ha mostrado el concejal 'popular' Jorge Berzosa, quien ha remarcado que la nueva ordenanza ha generado "innumerables problemas" en el término municipal y ha reprochado a De la Rosa "que se tome la Alcaldía como un juego".


Berzosa ha insistido en que la entrada en vigor de la ordenanza ha generado dudas en lo que respecta al tránsito de peatones, bicicletas y patinetes, sin que nadie sepa muy bien a qué atenerse, y ha reprochado a
la concejal de Seguridad, Blanca Carpintero, sus declaraciones en las que sostuvo que el texto había entrado en vigor al 90 por ciento.


Jorge Berzosa se ha preguntado, además, qué pasaría si se comete un delito en el término municipal vinculado con la ordenanza, a la vez que ha recordado que entró en vigor a finales de enero, sin que la ciudad esté preparada para algunas de sus directrices.


Del mismo modo, ha planteado la posibilidad de que se recurra a la Fiscalía algún incidente, como por ejemplo un atropello a 31 kilómetros por hora, ya que el Código Penal determina que se debería considerar un delito por imprudencia, algo que, tal y como ha remarcado, no conoce la mayoría de la ciudadanía.


SITUACIÓN DE CAOS


Por su parte, el concejal del Grupo Municipal de Ciudadanos, Julio Rodríguez-Vigil, ha señalado que la nueva ordenanza permitirá abandonar la situación de "caos" que en materia de movilidad vive la ciudad y
ha recriminado al PP su actitud ante la coyuntura actual, máxime si se tiene en cuenta que los 'populares' "no consiguieron sacar adelante la ordenanza'. "Esto parece una pachanga entre amigos", ha lamentado.


Por otro lado, el portavoz del Grupo Municipal de Vox, Ángel Martín, ha recriminado al PSOE que no hubiese convocado una Junta de Portavoces para preparar la sesión plenaria, algo que también ha criticado el PP, y ha reprochado al equipo de Gobierno que trate de defender una movilidad sostenible en el término municipal, cuando luego potencia la compra de vehículos diésel y fuerza al renting de las empresas contratadas para la prestación de servicios, por ejemplo.


Finalmente, el concejal de Podemos, Israel Hernando, ha utilizado su intervención para criticar el uso del coche oficial que durante años realizó el PP desde su posición en la Alcaldía, una agrupación a la que ha acusado de ir contra de una movilidad sostenible en los últimos años y que, ahora, "se dedica a poner palos en las ruedas porque ha perdido las elecciones".