El romántico arte de la trashumancia pervive en Sanabria

El romántico arte de la trashumancia pervive en Sanabria

|

Los pastores trashumantes con sus miles de ovejas vuelven a cruzar Sanabria ante gran expectación de habitantes y visitantes, causando sensación y siendo una gran atracción turística a su paso subiendo por la carretera de Sotillo hacia la sierra de Alta Sanabria.


Una tradición milenaria que no se pierde y que lleva a los pastores a pasar el verano en estos idílicos parajes junto con sus miles de ovejas, para no regresar hasta el mes de septiembre.


Mientras tanto, los propios pastores procedentes de tierras más áridas y calurosas, fundamentalmente de Aliste, junto a los mastines que los acompañan, tratarán de proteger a sus cabañas de los predadores.