Debut amargo para el Intersala Zamora

Debut amargo para el Intersala Zamora

|

Debut amargo del Euronics-Caja rural en el Manuel Camba, con unas gradas repletas ocupando tres cuartos del aforo, deseosas de ver fútbol sala, pero que finalmente se tornaba en una derrota de 2-4.


Los zamoranos empezaban muy nerviosos en la pista, con imprecisiones en el pase, y una presión alta para no dejar jugar al rival, pasaban los minutos y el equipo se iba asentando en la cancha pero sin llegar a ser un dominador claro del juego. Cistierna con jugadores con mucho fútbol sala que en una cancha pequeña como el Manuel Camba se sentían a gusto y sin sufrir demasiado. Los zamoranos llegaban pero no conseguían introducir el balón entre los tres palos.


Cistierna conseguía el premio del gol a balón parado, acción que dejó tocado al equipo y un minuto después de nuevo a balón parado haciendo el 0-2.


Quedaban muchos minutos y la intensidad zamorana y una buena jugada individual conseguían reducir el marcador 1-2 en el minuto 14, el encuentro tiene dos momentos clave donde los árbitros no saben llevarlo, uno en el tramo final de la 1ª parte y otro en la 2ª parte, la juventud de los jugadores locales les pasa factura y se dejan llevar protestando y no jugando, esas protestas acarrean tarjetas que pasarían factura, a falta de 9” Cistierna pone el 1-3 en el marcador de nuevo a balón parado en un córner.


Quedaban 20 minutos para poder dar la vuelta al marcador, y la vuelta del descanso empezaba bien y en el minuto 1 de la segunda parte Mario ponía el 2-3, el juego había cambiado, intensidad, presión alta, pases precisos llegadas al área y a la portería, pero la bola no quería entrar, las ocasiones eran rechazadas una y otra vez por el portero visitante.


La segunda parte el juego mejoró, y recordó al vivido en el tramo final de la pretemporada, juego fluido y atractivo para el espectador.


Los zamoranos sufrieron dos expulsiones prácticamente seguidas, y que hicieron que tuvieran que llegar a jugar con tres jugadores en pista, las protestas y la rigurosidad arbitral hizo que tuviéramos que jugar con tres y que nos hicieran el 2-4, resultado que ya no se movería hasta el final pese a intentar jugar con portero jugador.


La liga descansa el fin de semana del pilar, por lo que tendrán dos semanas para preparar el encuentro ante el Racing Cuéllar.