El caso de Triski no es el único: la inquietante desaparición de perros de caza en La Guareña

El caso de Triski no es el único: la inquietante desaparición de perros de caza en La Guareña

|

Desde hace unos días, el dueño de Triski, un joven podenco desaparecido en Fuentesaúco, se afana por conseguir cualquier pista que le conduzca a recuperar a su querido can, sin que hasta el momento se tengan noticias de su paradero. Pero el caso de este perro no es el único en la comarca de la Guareña. Según han explicado fuentes vecinales a Noticiascyl Zamora, de un tiempo a esta parte, vecinos y cazadores están preocupados ante la incesante desaparición de galgos, podencos, y otras razas de caza, no solo en Fuentesaúco, sino en toda la zona: se han denunciado varios casos en Fuentelapeña, Villaescusa, y otras poblaciones vecinas.


Se acrecienta la sospecha de que operan bandas de ladrones de perros que posteriormente podrían aprovechar los ejemplares sustraídos para la caza, o bien criarlos y luego venderlos en otras zonas. El modus operandi de estos delincuentes pasa por 'echar el ojo' a perros de corta edad y robarlos antes de que tengan microchip y de que estén registrados para la caza.


Estos robos son frecuentes en otras zonas de la geografía de la Comunidad, como ocurre en las localidades salmantinas de Cantalapiedra y Cantalpino.