La Guardia Civil recupera antiguos documentos de ejecutorias de concejos de Toro

La Guardia Civil recupera antiguos documentos de ejecutorias de concejos de Toro

|

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación CLARISAS, ha recuperado 23 libros y documentos históricos del Patrimonio Documental Histórico Español, datados entre los siglos XVI y XX, que han sido incautados en las provincias de Murcia, Barcelona, Valencia, Alicante, Cantabria y La Coruña. Entre dichos documentos se incluyen antiguos textos de las Ejecutorias de Concejos de la Villa de Toro.


La Benemérita ha contado con la inestimable colaboración de técnicos especialistas del Archivo General de la Región de Murcia y del Jefe de Departamento del Área de Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universidad de Murcia. Los documentos históricos, originarios de archivos documentales de Murcia, Palencia, Zamora, Almería, Toledo, Sevilla, Madrid, Salamanca y Navarra han sido entregados a los representantes de estos archivos históricos y autoridades municipales, así como al Obispo de la Diócesis de Cartagena y al Delegado de Defensa en la Región de Murcia, en un acto celebrado en el Archivo General de la Región de Murcia en el día de hoy.


Desde el mes de junio del pasado año, guardias civiles del Equipo de Patrimonio Histórico de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Murcia iniciaron una investigación, enmarcada en el ‘Plan de Protección del Patrimonio Histórico Español’, dirigida a la lucha contra la venta fraudulenta de patrimonio documental a través de distintos portales de Internet.


Desde entonces, especialistas de la Benemérita analizaron numerosas páginas webs dedicadas a la venta de antigüedades y objetos de coleccionismo. En alguno de estos anuncios se ofertaban libros y documentos que, según las características descritas por sus poseedores, podían formar parte del patrimonio histórico documental español. Los guardias civiles averiguaron que los vendedores, algunos de ellos libreros profesionales, utilizaban pseudónimos o ‘nicks’ para realizar ventas directas o subastas on-line, con la supuesta intención de ocultar su identidad y evitar su localización. La investigación, centrada en la recuperación de bienes históricos de la Región de Murcia, fue sacando a la luz la oferta de venta de otros documentos de similares características, originarios de otras provincias españolas. Los investigadores contactaron con las partes perjudicadas para determinar la originalidad de los documentos, lo que permitió ir desgranando, para cada uno de los casos, su procedencia y antigüedad, entre otros detalles.



Una vez conocido el hallazgo realizado por la Guardia Civil de Murcia, los Ayuntamientos de Toro (Zamora), Villalobón (Palencia) y el Cabildo de la Santa Iglesia Catedral de Santa María de Murcia formalizaron las correspondientes denuncias por las supuestas extracciones ilegales de sus archivos municipales o eclesiásticos, de estos tesoros documentales, ahora recuperados. El desarrollo de la operación fue puesto en conocimiento del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 8 de Murcia y de la Fiscalía de Patrimonio Histórico y del Medio Ambiente que, una vez establecida la supuesta procedencia y posesión ilegal de los documentos, otorgaron los requerimientos judiciales para llevar a cabo la intervención de los bienes.


Las primeras intervenciones se produjeron en la villa de Madrid donde resultó investigada una persona, incautándose cuatro libros manuscritos y cuatro legajos documentales referentes, algunos de ellos, al Cardenal Belluga y obras de restauración en la Catedral de Murcia en 1736, un convento franciscano de Sevilla, ejecutorias de concejos de las villas de Madrid, Toro (Zamora) o Escalona (Toledo); así como otros de carácter real relacionados con las guerras iberoamericanas o sobre la Guerra Civil española.