La Junta apuesta por la conciliación de los empleados públicos

La Junta apuesta por la conciliación de los empleados públicos

|

Mejorar la conciliación de la vida laboral y familiar de los castellano y leoneses es uno de los objetivos que se ha marcado el Gobierno desde el inicio de la legislatura, por esa razón y desde la Consejería de la Presidencia en su competencia de Función Pública, se apuesta por el fomento de medidas y la celebración de jornadas que favorezcan la conciliación de los empleados públicos de la Comunidad. La Junta de Castilla y León, en virtud de la Ley 10/2019, de 3 de abril, por la que se promueve la adopción en el ámbito público y privado de medidas dirigidas a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral y a la eliminación de la brecha salarial de género, establece una serie de medidas que favorecen la conciliación de los empleados públicos, tales como la adaptación normativa de los permisos, vacaciones y licencias para permitir conciliar con mayor facilidad; acceso a teletrabajo; formación online; equiparación de los permisos paternales y maternales; y en el ámbito educativo favorece programas con horarios de conciliación y de formación al profesorado en igualdad y corresponsabilidad.


El consejero de la Presidencia ha destacado la inestimable tarea que desempeñan los empleados públicos en la provincia de Soria, “los trabajadores públicos de Castilla y León son un activo de especial relevancia para la Comunidad, en cada una de sus provincias, velando por el correcto funcionamiento de la Administración. Nuestro esfuerzo por mejorar sus condiciones debe ser continuo, cuanto mayor estabilidad personal, familiar y laboral encuentren en Castilla y León mayor calidad en la prestación de los servicios públicos podremos garantizar a nuestros paisanos, somos conscientes y no vamos a cejar en nuestro empeño de trabajar por mejorar sus condiciones, también en la provincia de Soria”.


La jornada celebrada esta mañana en la Delegación Territorial de Soria ha acercado a 59 niños y niñas de entre 6 y 12 años a conocer el ámbito laboral de sus padres, en un día repleto de actividades dirigidas a fomentar los comportamientos saludables de los más pequeños y de toda la familia. Los asistentes han podido disfrutar de una desayuno soriano saludable, compuesto íntegramente por productos sorianos y ofrecido por diversas empresas sorianas a través de Fundación Científica caja Rural de Soria; así como de actividades destinadas a la educación medioambiental promovidas por la Junta de Castilla y León con la presencia de 4 agentes medioambientales, y una agente y una guarda fluvial de la Confederación Hidrográfica del Duero, con la ayuda de la Dirección Provincial de Educación.


Medidas de conciliación


El consejero de la Presidencia hizo especial hincapié durante la jornada en el esfuerzo que la Junta hace con el fomento de programas y medidas que apoyan decididamente la conciliación personal, laboral y familiar. Por ejemplo, con la Ley aprobada en marzo de 2019 que incluye subvenciones que facilitan la reducción de jornada para madres y padres por el cuidado de los hijos o de personas dependientes; la puesta en marcha del programa ‘canguros’ para prestar atención en los municipios más pequeños; e importantes ayudas y deducciones fiscales para las familias en apoyo a la natalidad, con especial atención a aquellas que residen en el medio rural, familias numerosas, aquellas que tienen al cuidado a personas con discapacidad; así como deducciones en la cuota del IRPF por nacimientos o adopciones. En este sentido, el Gobierno aprobó hace escasos días, la ampliación del Programa Conciliamos, para dar cobertura a los municipios de más de 3.000 habitantes con un coste de 2,6 millones. Este programa, promovido por la Consejería de Familia en colaboración con las entidades locales, permite a los escolares realizar actividades de diversa índole y plenamente enriquecedoras (culturales, medioambientales, de sensibilización de los derechos de la infancia, deportivas…) en los periodos de vacaciones escolares de carnaval, Semana Santa, verano y Navidad, dando cabida solo en este año a más de 9.000 niños. En palabras de Ibáñez, “una medida ambiciosa que favorece la conciliación de la vida personal, familiar y laboral en el empeño del Gobierno por mejorar la vida de los castellanos y leoneses se encuentren dónde se encuentre”.