Viernes negro de temporal con un muerto, inundaciones, rescates y desalojos

Viernes negro de temporal con un muerto, inundaciones, rescates y desalojos

|

El actual episodio de precipitaciones, vientos y crecidas de los ríos que se produce desde hace unos días en Castilla y León han sido motivo, hasta la tarde de este viernes, de más de 1.000 llamadas atendidas por el 112, del fallecimiento de una persona en León, varias intervenciones para rescatar de sus vehículos o viviendas a personas afectadas por desbordamientos, así como el desalojo de una residencia de mayores en Castrocontrigo y el derrumbamiento de un puente en Villaescusa de las Torres.


Así ha informado el Centro de Emergencias 112 este viernes, mientras que la Junta ha señalado que un total de 1.353 alumnos de Educación Primaria, Secundaria y Formación Profesional no han podido acudir a sus centros educativos debido a causas meteorológicas.


Concretamente, el 112 ha gestionado alrededor de 900 avisos relacionados con el temporal, de las cuales, más de 350 han sido por las crecidas y los desbordamientos de ríos y más de 280 estaban relacionadas con las fuertes rachas de viento.


Se trata en su mayor parte de llamadas por obstáculos en calzadas, peligro de caída de objetos, desbordamientos de arroyos y ríos, inundaciones en viviendas, garajes o sótanos, cortes de carreteras por balsas de agua, así como algunos rescates de conductores que no podían circular a causa de corrientes de agua desbordadas, y de algunas personas aisladas en viviendas.


En cuanto a las emergencias relacionadas con las crecidas y los desbordamientos de ríos, cabe destacar un incidente luctuoso en Vegas del Condado (León), donde un varón ha fallecido al sufrir una caída con su tractor en las inmediaciones de la presa del río Porma.


Además, a las 7.22 horas se ha recibido una llamada que solicitaba el rescate de una mujer de 47 años que se encontraba atrapada en su turismo rodeado por agua en la carretera N-611, cerca del cruce hacia Canduela (Palencia). Tras ser rescatada, ha sido trasladada al centro de salud de Aguilar de Campoo.


En Burgos, el Grupo de Rescate de Protección Civil, con el empleo de su helicóptero, ha rescatado esta mañana a cuatro adultos y tres menores que se hallaban atrapados en las instalaciones de la piscifactoría de Covanera, aislada por el agua, así como a otra mujer que se encontraba aislada en su vivienda en la localidad de Tubilleja dentro del término municipal de Los Altos. En ambos casos, no resultaba posible acceder con vehículos por tierra hasta esas personas debido a desbordamientos de agua.


Además, se ha comunicado por llamada al 112 la caída del puente que comunica la localidad de Villaescusa de las Torres (Palencia), que ha sido arrastrado por las aguas del río Pisuerga. También en esa provincia, otra llamada recibida en el 112 informaba de los daños que el desbordamiento de agua ha anegado la vía férrea de FEVE en Cillamayor, dentro del término municipal de Barruelo de Santullán.


En la provincia de León, como han informado fuentes de Adif, se ha producido un desprendimiento de rocas en la vía convencional que une León con Asturias, entre La Pola de Gordón y La Robla que ha provocado el corte de la circulación durante unas horas; mientras que también ha quedado cortada la vía de FEVE entre Cistierna y Puente Almuhey, debido a las condiciones meteorológicas.


En la misma provincia, la pasada medianoche se ha comunicado al 112 la evacuación a causa de una inundación de una residencia de la tercera edad de Castrocontrigo, cuyos 20 residentes han sido trasladados por personal y vehículos de Cruz Roja y la Guardia Civil a un hotel de La Bañeza.


Otra situación similar se produjo en la noche del jueves 19 en otra residencia de la tercera edad en Barruelo de Santullán (Palencia), cuyos residentes también tuvieron que ser evacuados por Cruz Roja y la Guardia Civil.


Por otra parte, entre la noche del jueves 19 y durante todo el viernes 20, se han recibido siete avisos por vehículos que habían quedado inmovilizados por el agua mientras circulaban y cuyos ocupantes precisaban de ser rescatados en Mancera de Arriba (Ávila), Villarcayo (Burgos), Aguilar de Campoo y Olleros de Pisuerga (Palencia), y Morales del Rey (Zamora).


Además, se han tenido que gestionar varios rescates. Los primeros se remontan al pasado lunes, 16 de diciembre, también en la provincia de León, concretamente en Garrafe de Torío y Vegacervera donde se auxilió a dos personas bloqueadas en sus vehículos.


Por provincias, la más afectada por las crecidas de los ríos ha sido León, donde a mediodía de este viernes se habían gestionado más de 185 incidentes, en Palencia se han gestionado más de 75 y en Burgos más de 25. Valladolid y Ávila han registrado alrededor de 15 emergencias de este tipo.


En relación a las emergencias relacionadas con el viento, la mayoría han sido por obstáculos en la calzada, peligros de circulación, peligro por caída de objetos, daños materiales en vehículos y viviendas o derrumbes de infraestructuras. En este caso, por provincias se han atendido 74 avisos en Burgos, 69 en Salamanca, 31 en Valladolid, 23 en Palencia, 22 en Ávila, 21 tanto en Zamora como en León; 14 en Segovia y 7 en Soria.


En la tarde de este viernes los datos de la Confederación Hidrográfica del Duero mantenían a 37 ríos con tramos en situaciones de alarma o alerta en todas las provincias.


Además, según la Dirección General de Tráfico, se encuentran cortadas debido a las inundaciones hasta 15 carreteras en las provincias de Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca y Valladolid. Entre ellas, se incluyen varias de titularidad estatal, se trata de la N-232 a su paso por Incinillas (Burgos), la N-120 a su paso por Melgar de Fernamental (Burgos), la N-623 en San Felices (Burgos) y la N-611 en Canduela (Palencia).