La OSCyL interpreta 'El Cascanueces' en el concierto de regalo a los abonados de temporada

La OSCyL interpreta 'El Cascanueces' en el concierto de regalo a los abonados de temporada

|

La Orquesta Sinfónica de Castilla y León realiza cada año un homenaje a su público más fiel. En la temporada en la que ha superado la cifra de los 4.000 abonados, la OSCyL les brinda la oportunidad de asistir a su primera interpretación completa del ballet 'El cascanueces', de Chaikovski, bajo la batuta de su director titular, Andrew Gourlay.  El doble concierto (este viernes, 20 de diciembre, y el sábado 21) contará con la participación de los grupos corales de niños y adolescentes Harmonia Pueri e IES Condesa Eylo.


La 'suite' de 'El cascanueces', de Chaikovski, forma parte del repertorio habitual de las orquestas sinfónicas de todo el mundo, a diferencia del ballet completo, que rara vez se aborda de modo íntegro. La OSCyL lo hará en el concierto de agradecimiento a sus abonados, que pueden acceder mediante invitación a las actuaciones programadas el viernes y el sábado de esta semana en la Sala Sinfónica Jesús López Cobos del Centro Cultural Miguel Delibes (a las 20.00 horas). El denominado abono 20+1 de la temporada contará con el director titular, Andrew Gourlay, en el podio y las voces de la Escolanía Harmonia Pueri y del Coro IES Condesa Eylo.


La instrumentación de esta obra fue concebida por Piotr Ilich Chaikovski (Vótkinsk, 1840-San Petersburgo, 1893) para una orquesta más amplia de lo habitual en un ballet. El compositor ruso quiso que la parte vocal fuese interpretada por un coro de voces jóvenes. Escrito al final de la vida del autor, 'El cascanueces' fue estrenado diciembre de 1892 en el Teatro Mariinski de San Petersburgo, aunque antes, en marzo de ese mismo año, ya se había presentado con éxito la popular 'suite'. La coreografía original fue inicialmente encargada a Petipa, quien por problemas de salud no pudo concluirla, y completó el trabajo Lev Ivanov.


Si en un principio no tuvo la repercusión de 'El lago de los cisnes' y 'La bella durmiente', los otros dos ballets del músico, 'El cascanueces' se ha convertido finalmente en el más representado de los tres. La película de Disney 'Fantasía' contribuyó a la difusión de esta obra a partir de 1940 y dos décadas más tarde se generalizó su interpretación en fechas navideñas. A partir de ese momento, han firmado versiones de este clásico los grandes coreógrafos de los siglos XX y XXI: Yuri Grigoróvich, John Cranko, Rudolf Nuréyev, Roland Petit, Mijail Baryshnikov o Mathew Bourne, en sus colaboraciones con los más importantes escenarios de todo el mundo.


Los intérpretes


La Orquesta Sinfónica de Castilla y León abordará el ballet en dos actos y tres cuadros y, bajo la dirección de Andrew Gourlay, brindará a los abonados la oportunidad de escuchar la partitura completa, prácticamente dos horas de música y casi una rareza en las salas de concierto. La OSCyL rinde homenaje a sus abonados entre dos salidas internacionales, la que la ha llevado a actuar los días 12 y 13 de diciembre en la Royal Opera House de Mascate (Omán) y la gira por India programada entre el 4 y el 8 de enero.


El programa especial contará con la participación de dos formaciones corales de niños y adolescentes. La Escolanía Harmonia Pueri, fundada en 2005 y dirigida por Valentín Benavides, forma parte de la Asociación Coral Harmonía de Valladolid. En la pasada temporada ya actuó con la OSCyL en el Centro Cultural Miguel Delibes con la 'Sinfonía n.º 3' de Mahler y Eliahu Inbal en el podio, en uno de los tradicionales conciertos con coros de Castilla y León dirigidos por Jordi Casas. El Coro del IES Condesa Eylo está formado por ochenta alumnos de secundaria y bachillerato del centro vallisoletano. Creado en 2002 y dirigido por Ignacio Becoechea de la Rosa, forma parte de la European Choral Association y ha participado con su sección juvenil en dos ediciones del Festival Europa Cantat, concretamente en las de Pécs (Hungría), en 2015, y Tallin (Estonia), en 2018.


Los homenajeados


El concierto 20+1 constituye el homenaje anual de la OSCyL a sus espectadores más fieles, que este año adquiere un significado especial al haberse superado por primera vez la cifra de los 4.000 abonados. El incremento de un 5,28 % en el número de aficionados que acuden habitualmente a los conciertos de la Orquesta Sinfónica mediante alguna de las modalidades de abono supone un motivo añadido de celebración.


Especialmente llamativo es el crecimiento del 21,24 % experimentado por el Abono Espectacular, que da acceso a ocho conciertos de gran formato, así como el del Abono de Proximidad, que tras crecer un 8,8 % eleva a 1.282 el número de espectadores llegados desde las nueve provincias de Castilla y León a través de las quince rutas habilitadas para llegar al Centro Cultural Miguel Delibes.