Empate en Alcobendas en la última parada de la pretemporada para el Aula

Empate en Alcobendas en la última parada de la pretemporada para el Aula

|

El Aula Alimentos de Valladolid devolvió la visita al Balonmano Alcobendas tras el enfrentamiento de hace dos semanas en Huerta del Rey para poner punto final a la pretemporada de invierno. La pista del Pabellón de los Sueños de la localidad madrileña fue el escenario del último partido de este periodo de parón liguero por la disputa del Mundial de Japón en un encuentro que se saldó con un empate a 26.


Las de Miguel Ángel Peñas viajaron hasta Alcobendas todavía arrastrando las bajas de jugadoras importantes, como la de Cristina Cifuentes, Sara Molés y Ángela Nieto, que por precaución no disputó el partido, y con la ausencia de Yunis Camejo que se encuentra volviendo de la disputa con Cuba del Mundial. Por eso Miguel Ángel Peñas tuvo que volver a contar con Rafaela Bergara en la posición de pivote, una demarcación en la que ya jugó en el último partido también ante las pupilas de Cristina Cabeza.


El partido fue complicado para las vallisoletanas, que no lograron encontrarse cómodas en la pista. La faceta defensiva del equipo se vio afectado por las ausencias y, aunque las jugadoras que estuvieron en pista se emplearon a fondo, las madrileñas fueron capaces de realizar su juego con descaro.


Peñas trató de revertir la situación colocando a Marina del Castillo en el pivote y juntando sobre la pista a Bea Puertas, Elena Cuadrado y Elba Álvarez, lo que le dio al equipo minutos de mayor fluidez ofensiva.


Así, con un Alcobendas muy correoso en defensa y un Aula que supo sufrir fueron cayendo los minutos con igualdad en el marcador hasta que al filo del descanso las locales pisaron el acelerador para irse al vestuario con una renta de tres goles (15-12).


Tras la reanudación llegaron los peores minutos visitantes. Las jugadoras del Aula trataban de encarar la portería pero no encontraban la manera de perforarla, mientras que las jugadoras de Alcobendas, poco a poco, seguían con su juego. De esta forma lograron anular el juego ofensivo de las vallisoletanas que sufrieron nueve minutos de sequía anotadora y vieron cómo las de Cristina Cabeza lograron una ventaja de cinco goles con Alba Fernández y María Palomo como las máximas goleadoras.


Pero si por algo se caracteriza el Aula Alimentos de Valladolid es por no bajar nunca los brazos y por hacer de las crisis una oportunidad. Reinventándose de nuevo sobre la pista, las de Peñas fueron poco a poco ajustando la defensa para impedir que las locales sentenciaran el encuentro. Joana Bolling aprovechó estos minutos para tirar del carro y liderar una reacción que sirvió para que las visitantes pudieran empatar un partido en el que parecían condenadas a la derrota.