La Comunidad, entre las CCAA con menos disoluciones matrimoniales

La Comunidad, entre las CCAA con menos disoluciones matrimoniales

|

Castilla y León se sitúa entre las comunidades autónomas con la tasa de disoluciones matrimoniales más bajas en el tercer trimestre del año, con 3,9 por cada 10.000 habitantes, según datos del Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).


Así, en el tercer trimestre de este año se presentaron 895 demandas de divorcio, de las cuales 543 fueron divorcios consensuados y 352 divorcios no consensuados.


Por otra parte, de las 42 demandas de separación registradas, 35 fueron separaciones consensuadas y siete no consensuadas, mientras que en el tercer trimestre de 2019 no se inició ninguna demanda de nulidad en Castilla y León.


La Comunidad se sitúa como la tercera con la tasa más baja, por detrás de La Rioja, con 3,4 disoluciones matrimoniales por cada 10.000 habitantes, y País Vasco, con 3,7. Tras Castilla y León aparece Navarra, con una media de 4.


Por el lado contrario, el mayor número de demandas de disolución por cada 10.000 habitantes se ha dado en Islas Baleares, al haberse presentado una media de 5,6.


Le siguen Canarias, con una media de 5,5 demandas; Comunidad Valenciana, con 5,4; Castilla-La Mancha, con 4,9; y Andalucía y Cataluña, ambas con 4,8. Todos estos territorios superan la media nacional, que es de 4,7 demandas de disolución matrimonial por cada 10.000 habitantes.


En el tercer trimestre de 2019, se han registrado en Cataluña 14 demandas de ruptura consensuada y 17 no consensuada, por las 21 y 6 registradas respectivamente en el tercer trimestre de 2018. Estos datos, referidos a la ruptura de parejas estables según la legislación civil propia de dicha Comunidad Autónoma, se recogen por la estadística judicial desde 2017.


En el conjunto del país, el número total de demandas de disolución matrimonial, que incluye tanto separaciones como divorcios, ha aumentado en el tercer trimestre de 2019 un 1,4 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.


Los datos muestran cómo mientras las demandas de separación y divorcio de mutuo acuerdo experimentaron un aumento del 2,8 por ciento. Por su parte, las de separación y divorcio no consensuados disminuyeron un 0,6 por ciento respecto a las registradas hace un año.


Durante el trimestre analizado se presentaron 654 demandas de separación consensuada, cantidad que refleja un aumento del 1,6 por ciento respecto al tercer trimestre de 2018. Por el contrario, las demandas de separación no consensuada disminuyeron un 5,6 por ciento, al haberse presentado un total de 286 entre el 1 de julio y el 30 de septiembre pasados.


Por lo que respecta a las demandas de divorcio, las consensuadas alcanzaron la cantidad de 12.607, lo que supone un incremento interanual del 2,9 por ciento; las no consensuadas, por su parte, disminuyeron un 0,4 por ciento, habiéndose presentado 8.528. El número de demandas de nulidad, 12, ha sido un 55,6 por ciento inferior a las presentadas en el mismo trimestre de 2018.


El CGPJ destaca que, salvo los procedimientos consensuados de guardia y custodia de hijos no matrimoniales, que han mostrado un leve descenso interanual del 0,3 por ciento, el resto de los procedimientos de modificación de medidas han mostrado incrementos.


Así, las demandas de modificación de medidas consensuadas, de las que se han presentado 2.332, han aumentado un 2,6 por ciento con respecto al mismo trimestre de 2018 y las demandas de modificación de medidas no consensuadas, en total 6.792, se han incrementado un 4,2 por ciento en relación con el mismo periodo.


Los 3.782 procedimientos de medidas consensuadas de guarda, custodia y alimentos ponen de manifiesto una leve reducción, del 0,3 por ciento, mientras que los 5.753 procedimientos no consensuados evidencian un aumento del 4,8 por ciento.