Anesza tiende la mano en Zamora a las mujeres que sufren violencia de género

Anesza tiende la mano en Zamora a las mujeres que sufren violencia de género

|

Aunque ya hace dos años que echó a andar, es ahora cuando Anesza, Asociación No Estoy Sola Zamora, se presenta en sociedad para tender la mano a las mujeres víctimas de violencia de género, con el objetivo prioritario de "dar respuesta cercana y directa a estas mujeres que se encuentran en una situación de exclusión social pero que luchan cada día por salir adelante", ha asegurado la presidenta, María Iglesias, hoy en Caja Rural, donde se ha presentado la asociación.


A lo largo de estos dos años, Anesza ha dado apoyo a alrededor de una docena de mujeres, que se consideran "supervivientes, que no víctimas, y luchamos juntas para que la exclusión social se convierta en inclusión real". "Nos une las ganas de lucha por poner nuestro esfuerzo en este proyecto, en el cual creemos y estamos seguras de que cuando la red sea mayor, el número de socias -once fundadoras en la actualidad- aumente y podamos tener más colaboraciones". Y es que el objetivo de Anesza es abarcar toda Castilla y Léon, con una sede en cada provincia. Por el momento tiene peticiones de Valladolid, Salamanca y León.


Anesza valora la actuación de técnicos especializados en violencia de género pero reconoce, "en la propia experiencia, que un café con otra mujer que hoy sea superviviente es la mejor de las terapias".


Así, frente a las ayudas humanas y terapéuticas que tienen unos horarios, la red de ayuda y apoyo de Anesza está diponible 24 horas al día 365 días al año. Esta red de apoyo pretende, además, una inclusión real de la mujer, a través de la búsqueda de empleo, el cuidado de menores, la formación académica y las oportunidades laborales, tendiendo "una mano amiga que no te alimenta sino que tira de ti para que tú misma seas autosuficiente y llenes tu propia nevera".