95.000 desplazamientos en León por el puente de la Constitución

95.000 desplazamientos en León por el puente de la Constitución

|

Unas 1.600 personas, sin contar a los responsables de mantener el buen estado de las carreteras, velarán en Castilla y León por la seguridad del tráfico durante el Puente de la Constitución y la Inmaculada que arranca este jueves y que se prolongará hasta el lunes.


La delegada del Gobierno en la Comunidad, Mercedes Martín, ha presentado el operativo especial de tráfico en el que se esperan 781.000 desplazamientos por las carreteras castellano y leonesas --6,3 millones en toda España-- entre las 15.00 horas de este jueves, 5 de diciembre, y la medianoche del lunes al martes, ya que al coincidir en domingo la festividad de la Inmaculada Concepción, ésta se traslada al lunes en ocho autonomías, incluida Castilla y León.


En León, se esperan 95.000 desplazamientos en este puente de diciembre.


Como ha indicado la delegada, los principales destinos serán las zonas de montaña para la práctica de los deportes de invierno, las zonas turísticas de descanso y segundas residencias, así como en los accesos a las grandes zonas comerciales, muchas de ellas, situadas a las afueras de las grandes ciudades.


Se prevé que en Castilla y León las carreteras que van a tener una mayor intensidad de tráfico son la A-1, la A-6 y la AP-6, la A-52, la A-62 y la N-620, la A-66 y la N-630. Además, Martín ha recordado que en esta época del año las condiciones meteorológicas de lluvia, hielo, niebla e incluso nieve "pueden ser condiciones adversas para la conducción", por lo que "es imprescindible disponer de la información adecuada para planificar correctamente los viajes".


INTENSIDAD DEL TRÁFICO


Las mayores intensidades de tráfico durante estos días se esperan en la tarde de este jueves en sentido salida de los grandes núcleos de población y continuará el viernes por la mañana, mientras que el domingo 8 y el lunes 9 se intensificará la circulación en sentido inverso.


La DGT ha establecido una serie de medidas encaminadas a facilitar la circulación y seguridad de los distintos usuarios de la vía, como la instalación de carriles adicionales en las carreteras que registren mayores intensidades de circulación, la restricción de la circulación en ciertos días, tramos y horas de la circulación de camiones, la paralización de las obras que actualmente se están realizando en la red viaria y la supresión de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada, la intensificación de la vigilancia a pie de tierra y desde el aire del comportamiento de los conductores durante la conducción en todo tipo de carreteras, sobre todo en las convencionales.


Para llevar a cabo este dispositivo, se cuenta con los efectivos del Centro de Gestión de Tráfico del Norte, casi un centenar, y de todos los agentes disponibles del sector de Tráfico de la Guardia Civil, que suman 1.500 efectivos.


"Tampoco podemos olvidarnos de otras personas que también se ocupan de velar por la seguridad de la circulación durante estos días, de los empleados de las empresas de conservación de las carreteras del Estado en Castilla y León, personal de los servicios de emergencia o de la Agencia Estatal de Meteorología, entre otros", ha apuntado la delegada.


Mercedes Martín ha resaltado que no se esperan, de acuerdo con las previsiones meteorológicas de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para Castilla y León días de intenso frío, ni tampoco de lluvia o nieve, aunque podría llover el lunes, como ha advertido.


Por otro lado, la delegada del Gobierno ha repetido algunos consejos como el respeto a las normas de circulación o la realización de una "conducción responsable", así como preparar el viaje antes de partir, disponer de cadenas o neumáticos de invierno, activar durante el viaje el modo coche si el móvil dispone de esta funcionalidad para evitar distracciones, realizar descansos cada dos horas, prestar "especial atención" a los desplazamientos cortos y por carreteras secundarias, llevar el cinturón de seguridad y sujetar a los menores con sistemas de retención infantil, no consumir bebidas alcohólicas ni otro tipo de drogas, prestar especial "prudencia" ante motoristas y ciclistas.