SALenBICI se prepara para el futuro con la bici eléctrica

SALenBICI se prepara para el futuro con la bici eléctrica

|

En plena semana del 'Moving for Climate Now', una iniciativa que partió de Salamanca en bicicleta eléctrica hasta llegar a Madrid, este domingo previo al inicio de la Cumbre del Clima, el Ayuntamiento ha anunciado que incorporará este próximo año la bicicleta eléctrica en SALenBICI.


Según aseguran por medio de una nota de prensa, será a comienzos de 2020 adaptando medio centenar de las actuales unidades mediante la inclusión de un sistema de motor y una batería en la rueda delantera.


Esta mejora, recuerdan, se suma a la reciente ampliación del horario de funcionamiento, de 7:00 a 23:00 horas de lunes a viernes y de 10:00 a 23:00 horas los sábados, domingos y días festivos; y a la instalación de 17 nuevas bases aparca-bicicletas, que se sumarán a la treintena ya existentes en distintos barrios de la ciudad.


Así, el sistema de alquiler ha superado durante 2018 los 55.000 préstamos, con un crecimiento del 73% sobre 2011, mientras se siguen construyendo nuevos tramos de carril bici hasta llegar a 30 solo en los últimos cinco años.


Durante esta legislatura, además, afirman que se superarán los 100 kilómetros de red ciclista con la construcción de nuevos tramos en el perímetro de la Ciudad Deportiva de La Aldehuela, la unión del Túnel de la Televisión con la Estación de Ferrocarril y la unión de los barrios Garrido y Puente Ladrillo a través de la Calzada de Medina, entre otros incluidos en los barrios trastormesinos gracias a la Edusi Tormes+.



Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible


El Ayuntamiento de Salamanca también avanza en un nuevo modelo medioambiental de ciudad con un Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible, mediante la elaboración de un inventario de emisiones de referencia de dióxido de carbono, una evaluación de riesgos y vulnerabilidades del cambio climático y las medidas concretas para combatirlo.


Salamanca parte de una situación ventajosa gracias a las medidas puestas en marcha durante los últimos años por el Ayuntamiento, con la peatonalización de calles, el control de acceso de vehículos al centro, la ampliación de los carriles bici, la modernización del transporte urbano en autobús y la sustitución de la flota municipal por vehículos impulsados por energías limpias.


El objetivo es reducir al menos un 40% las emisiones de dióxido de carbono para el año 2030, un ahorro mínimo del 27% en la eficiencia energética y sustituir un mínimo del 27% del actual consumo por otro proveniente de energías renovables.


Además, el pasado mes de octubre, el Ayuntamiento de Salamanca aprobó una declaración institucional en la que reafirma su compromiso con estar a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático a tenor de de la situación emergencia climática del planeta. El texto, fruto del trabajo conjunto del Gobierno Municipal con el movimiento Fridays For Future, reconoce el medio ambiente como objetivo principal de nuestro futuro y mejora de la calidad de vida de las personas y de las generaciones venideras; buscando la reducción de las emisiones de los denominados gases de efecto invernadero; y observando los datos que indican la tendencia al aumento de las temperaturas, disminución de lluvias, incremento de olas de calor, etcétera.


Estrategia para el Desarrollo de una Infraestructura Verde y Edusi Tormes+


El Consistorio tiene además en marcha una Estrategia para el Desarrollo de una Infraestructura Verde y Biodiversidad con 276 medidas a ejecutar durante los próximos quince años para mejorar la salud urbana, cohesionar los barrios, integrar al río Tormes en la ciudad y generar actividad económica y oportunidades de empleo en torno al medio ambiente y la agroalimentación. Así, es la única Ciudad Patrimonio de la Humanidad del mundo con una estrategia de estas características.


Cabe recordar que el Ayuntamiento de Salamanca ejecuta en la actualidad la Estrategia para el Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi) Tormes+, con importantes proyectos en licitación y ejecución para la integración del río en la ciudad y el desarrollo socioeconómico de los barrios trastormesinos.


La ciudad de Salamanca se encamina hacia una transición donde la naturaleza, su cuidado y preservación tenga un papel fundamental, continuando con paso firme hacia un gran cambio, donde veamos a los árboles, los bosques, los jardines y parques como fuertes aliados contra el cambio climático.


En resumen, se pretende la simbiosis de naturaleza y patrimonio, uniendo medio ambiente e historia, mejorar la salud urbana, cohesionar los barrios y generar actividad económica y oportunidades de empleo en torno al medio ambiente. En definitiva, intentar conseguir un nuevo modelo de ciudad más sostenible con el que contribuir, desde el ámbito local, a hacer frente a la situación de emergencia climática de nuestro planeta, que reconocemos en la presente Declaración Institucional.