Juicio contra un corredor de seguros por estafar 285.000€ en pólizas

Juicio contra un corredor de seguros por estafar 285.000€ en pólizas

|



La Audiencia de Valladolid inicia este próximo lunes, 10 de febrero, el juicio contra el corredor de seguros de Boecillo (Valladolid) Óscar F.M, acusado de estafar a casi medio centenar de clientes de los que obtuvo cantidades que suman más de 285.000 euros para la renovación de pólizas o concertación de nuevos contratos, sin que el dinero obtenido lo destinara a tal fin.


El juicio tenía que haberse celebrado el pasado día 18 de marzo de 2019, aunque entonces el tribunal se obligó a suspender la vista tras contratar el presunto estafador los servicios de un nuevo letrado y alegar este último su total desconocimiento de la causa, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.


El cambio en la defensa se produjo fruto de las discrepancias del procesado con su primer abogado, quien en el verano de 2018 alcanzó un acuerdo con Fiscalía para que la condena quedara reducida a cuatro años y nueve meses de cárcel, frente a los seis iniciales, pero al que Óscar F.M, tal y como se quejó, nunca dio su conformidad.


De hecho, el acusado sostuvo que su primer abogado le pasó un folio en blanco cuando estaba en prisión que firmó sin saber su trascendencia, de ahí la renuncia a sus servicios y la contratación de uno nuevo que pidió al tribunal la suspensión del juicio dada la premura con la que se había incorporado a la causa, de la que aseguró no tener "ni un folio".


El nuevo letrado, durante la petición de suspensión, que contó con el visto bueno de la Sala y a la que se adhirieron todas las partes, aprovechó no obstan5e para 'romper una lanza' en favor de del anterior defensor.


"No pongo bajo ningún tipo de duda la actuación de mi compañero, que para nada entiendo que haya sido delictiva", insistió el nuevo letrado, quien también rechazó que su cliente tratara de lograr la suspensión de la vista oral de forma "maliciosa o astuta" ya que se encuentra actualmente en prisión "y el deseo de todo preso es recuperar la libertad cuanto antes".


Rechazada la posibilidad de acuerdo, Fiscalía de Valladolid mantiene que los hechos son constitutivos de un delito continuado de estafa en concurso con un delito continuado de falsedad en documento mercantil y, por ello, interesa una condena de seis años de cárcel, el pago de una multa de 3.600 euros, junto con el abono, más el interés legal correspondiente, de las cantidades supuestamente estafadas, con responsabilidad del procesado y de su empresa, Cealex Siglo XXI SL.


En su relato, la acusación pública, a la que se suman otra decena de acusadores, apunta que el procesado, amparándose en el hecho de haber trabajado con anterioridad para una conocida aseguradora en Boecillo (Valladolid), fue logrando captar clientes y su confianza a través de la sociedad Cealex Siglo XXI, de la que inicialmente era apoderado y luego administrador único desde noviembre de 2013, para tramitar seguros de vehículos, viviendas y locales e incluso pólizas de seguro de ahorro.


La confianza de la clientela se vio facilitada por el hecho de tener en su domicilio publicidad de la entidad aseguradora para la que había trabajado.


Así, el dinero que los afectados le entregaban en mano o bien mediante trasferencia bancaria que ingresaban en una cuenta bancaria de la Caixa, a su nombre, lo extraía a través del cajero automático y se quedaba con el mismo, sin tramitar los seguros encomendados.


Cuando los afectados le pedían explicaciones, el procesado les daba largas y les indicaba que habría algún error y que él lo resolvería.


Las cantidades supuestamente estafadas oscilan entre los 100 euros y los 182.035 euros, en el caso del cliente más afectado.