Los empleados públicos de Zamora arrancan sus protestas semanales en la Junta

Los empleados públicos de Zamora arrancan sus protestas semanales en la Junta

|

UGT y CCOO en Zamora han comenzado a cumplir su palabra de realizar una protesta cada miércoles durante el mes de enero, hasta que la Junta de Castilla y León recupere las 35 horas semanales para los empleados públicos. Una veintena de manifestantes se han concentrado a las puertas de la Delegación de la Junta en Zamora para exigir al Gobierno castellanoleones "que cumpla su promesa firmada" de retomar las 35 horas semanales para sus trabajadores.


Esta protesta semanal es un paso más allá, con el que los sindicatos esperan que el Gobierno regional acceda a sus peticiones de recuperar el antiguo horario laboral de sus empleados públicos. Unas concentraciones que se repiten en cada provincia de Castilla y León y que se prolongarán durante todo este mes.


Comisiones Obreras y UGT de Zamora hacen un llamamiento a todos los empleados públicos de la provincia para secundar estas movilizaciones convocadas cada miércoles del mes de enero de 2020, delante de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, hasta que se recuperen las 35 horas semanales para dichos trabajadores.


Las formaciones llaman a la movilización tras el incumplimiento por parte de la Junta de Castilla y León del acuerdo firmado en la anterior legislatura donde se recuperaban las 35 horas semanales para los empleados públicos. La vuelta a las 35 horas sigue siendo una de las reivindicaciones más demandadas por los empleados públicos de Castilla y León después de que la Ley de recortes de 2012 obligara a cumplir una jornada semanal de 37 horas y media.



En 2015 comenzaron a «sentarse las bases» para esta recuperación mediante la firma del Acuerdo Marco por el que se recuperan derechos de los empleados y empleadas públicos y se fijan las prioridades en materia de función pública para la legislatura 2015/2019, suscrito con fecha 29 de octubre. Con posterioridad, el Acuerdo firmado el 25 de julio de 2017 por la Comisión de Seguimiento del Acuerdo Marco de 29 de octubre de 2015, contemplaba que «Cuando la Administración General del Estado permita, en cualquier ámbito o sector, la jornada máxima semanal de 35 horas, la Junta de Castilla y León trasladará esta medida de manera inmediata».


La Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018, prorrogada ara 2019, establece que «sólo podrán volver a la jornada de 35 horas las administraciones que hayan cumplido los objetivos de déficit, deuda y regla de gasto».


Tras la notificación oficial en mayo de este año, de que Castilla y León cumplía en el año 2018 con los tres requisitos, se llevan a cabo una serie de reuniones entre Junta y re resentación sindical, que llevan a la firma, el 21 de mayo, del documento que ratifica la vuelta efectiva a la jornada de 35 horas. Sin embargo, tras el cambio de gobierno, se deja en suspenso la aplicación de este acuerdo y «se impide la recuperación de un derecho inequívoco de los empleados y empleadas públicos de nuestra comunidad».


Los sindicatos convocan diversas movilizaciones, un paro de 2.5 horas el pasado 25 de octubre y una huelga de 24 horas el 6 de noviembre. Para las formaciones, la Junta de Castilla y León, gobernada por el partido Popular y Ciudadanos, «sigue mintiendo a los empleados al seguir diciendo, tanto a la prensa como en el ámbito parlamentario, que quiere negociar con los representantes de los trabajadores y trabajadoras la vuelta a las 35 horas, mientras que por el momento no ha realizado ni una sola propuesta».