Castilla y León pierde un 0,2% de su población

Castilla y León pierde un 0,2% de su población

|

La población de Castilla y León cayó un 0,20 por ciento en el primer semestre del año 2019, lo que representa 4.856 habitantes en términos absolutos, según consta en el informe sobre las Cifras de Población a 1 de julio de 2019 publicadas este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).


En concreto y según este informe, la población de Castilla y León se sitúo en 2.402.877 habitantes a 1 de julio de 2019 (1.186.138 hombres y 1.216.739 mujeres) frente a los 2.407.733 computados seis meses antes, es decir, el 1 de enero del mismo año. Se trata de la tercera peor evolución de las cifras de población de las comunidades autónomas, sólo por delante de Extremadura (-0,25 por ciento) y del Principado de Asturias (-0,22 por ciento).


De hecho, durante el primer semestre de 2019 la población creció en trece comunidades autónomas y se redujo en las cuatro restantes (Extremadura, Asturias, Castilla y León y Galicia), así como en las ciudades autónomas de Ceuta (-0,47 por ciento) y Melilla (-0,48 por ciento).


Por su parte, los mayores incrementos en términos relativos se registraron en Islas Baleares (0,87 por ciento), Comunidad de Madrid (0,66 por ciento), Canarias (0,61 por ciento) y Cataluña (0,57 por ciento).


Por provincias, lidera las cifras de población Valladolid, con 520.197 (pierde 188); seguida de León con 460.415 (pierde 2.081); Burgos, con 355.420 (pierde 9); Salamanca, con 331.382 (pierde 852); Zamora con 172.522 (pierde 1.110); Palencia con 160.280 (pierde 421); Ávila con 158.966 (pierde 294); Segovia con 154.084 (pierde 11) y Soria que cierra el ranking con 89.612 aunque es la única que gana población, con 111 habitantes más.


Entre los datos destacables de estas cifras destaca que 1.212 habitantes de Castilla y León tienen 100 o más años y 14.684 son bebés de menos de uno.


De los 2.402.877 habitantes de Castilla y León, 2.258.488 tienen nacionalidad española, 66.867 son de países de la UE, 3.977 proceden del resto de Europa, 27.824 son de Sudamérica, 10.625 de Centro América y Caribe y 2.171 de América del Norte, 25.461 tienen nacionalidad africana, 7.285 asiática y 109 de Oceanía.


En total y según este informe del INE, la población residente en España aumentó en 163.336 personas en la primera mitad del año y se situó en 47.100.396 habitantes a 1 de julio de 2019 por lo que es la primera vez que se superan los 47 millones de habitantes.


En función de los componentes del crecimiento demográfico de las comunidades autónomas, que tiene en cuenta también la Estadística de Migraciones correspondiente al primer semestre del año, Castilla y León registró un saldo vegetativo negativo de 8.007 personas, el segundo peor dato del país, que pierde 45.022 por este concepto, tras Galicia (-8.426).


El saldo migratorio de Castilla y León con el exterior fue positivo en 4.241 personas en la primera mitad de 2019, de los 209.097 de España que registra en este caso el valor más alto para un primer semestre de la serie iniciada en 2008. Se trata del sexto menor dato en cifras absolutas de todas las comunidades autónomas que lideraron Cataluña, con 47.119, y Madrid, con 40.539, con Extremadura (976) y La rioja (1.086) a la cola, junto a Ceuta (57) y Melilla (358). Por lo tanto, tdas las comunidades presentaron saldo migratorio positivo con el exterior en la primera mitad de 2019.


Sin embargo, Castilla y León registró un saldo migratorio interior negativo en el primer semestre del año cuando restó 1.034 habitantes, la tercera mayor caída del país en términos absolutos, sólo por delante de Extremadura (-1.283) y Andalucía (-1.107).


Los saldos migratorios entre comunidades más positivos (han aumentado en nueve) durante el primer semestre de 2019 se dieron en Comunidad Valenciana (1.952), Islas Baleares (1.142) y Aragón (837).


Según precisa el INE, tanto los datos de Cifras de Población a 1 de julio de 2019 como los de la Estadística de Migraciones del primer semestre de 2019 son provisionales, se actualizarán en junio de 2020, todavía como provisionales, por lo que los datos definitivos se publicarán en diciembre de 2020.