Denuncia a un vendedor por pegar una "brutal" patada a su perro que acabó muriendo en Valladolid

Denuncia a un vendedor por pegar una "brutal" patada a su perro que acabó muriendo en Valladolid

|

El día 24 de diciembre falleció COKI, víctima de la brutal patada de un frutero en Valladolid, porque había meado en su fachada. Gloria está destrozada. Ha puesto denuncia por delito de maltrato animal, y ha venido a la Carpa CR a recabar un apoyo, un cariño... Haremos seguimiento de este brutal acto de violencia perpetrado por un violento y os pedimos que difundáis las noticias que vayan llegando, porque no puede quedar impune un acto tan brutal que de haber sido contra un humano, sería homicidio”, ha denunciado Libera CyL en una publicación en su cuenta de Facebook que les ofrecemos a continuación.



Coki, un perro de 14 años, paseaba junto a su dueña Gloria por el barrio valllisoletano de La Victoria el pasado 17 de diciembre cuando paró a orinar junto a una frutería. En ese momento, como ha confirmado Libera CyL a NoticiasCyL Valladolid y como consta en la denuncia de la propietaria del animal, el can recibió presuntamente “una brutal patada” del dueño del establecimiento.


“Gloria acudió, el pasado 24 de diciembre al veterinario. El perro caminaba más lento pero ya ese día 24 no podía andar. En el veterinario le dijeron que estaba reventado por dentro y que tenía un edema pulmonar. Falleció a las propias horas”, nos cuentan desde la Asociación animalista.


Imagen cedida a NoticiasCyL Valladolid por Libera CyL


Tras ponerse en contacto con una compañera de Libera y denunciar ante la Policía lo ocurrido, siendo identificado el presunto autor de los hechos, la dueña acudió a una carpa con mesa informativa de Libera en la Plaza Portugalete este sábado donde abrió su corazón y mostró la denuncia a los miembros de esta organización que afirman que el momento del encuentro “fue un drama”.


Desde Libera CyL reclamamos protección real para los animales de compañía miembros de la familia, comenzando por los de la perrera municipal de Valladolid. No se puede consentir, ni desde la sociedad ni desde las administraciones actos de violencia contra los animales sin que tengan su necesaria repercusión”, aseguran desde la organización.