Castilla y León mantiene el liderato de destino preferido en turismo rural

Castilla y León mantiene el liderato de destino preferido en turismo rural

|

Castilla y León mantiene el primer puesto como destino preferido en los alojamientos de turismo rural con un total de 121.999 pernoctaciones en noviembre, lo que supone un 4,4 por ciento menos que en el mismo mes del año anterior, frente a un incremento de las pernoctaciones a nivel nacional del 2,6 por ciento, según la Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos emitida por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogida por Europa Press.


En el citado mes 60.289 viajeros pasaron por los alojamientos de turismo rural existentes en Castilla y León (2,8 por ciento menos en comparación con noviembre de 2018) de los que 58.056 eran residentes en España y 2.233 en el extranjero. Además, Castilla y León se mantiene como la comunidad con el mayor porcentaje nacional de viajeros españoles (21,7 por ciento).


Según la misma Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos, la estancia media en los establecimientos rurales de Castilla y León a lo largo del mes de noviembre fue de 2,02 días, de nuevo por debajo de la media nacional (2,14 días).


Respecto al número de alojamientos abiertos en Castilla y León en noviembre ascendió a 3.551 (17.016 en España), con 31.258 plazas estimadas (160.913 en todo el país) y el personal empleado ascendió a 4.798 (24.078 en el país). De este modo, Castilla y León se mantiene en la comunidad que más personas emplea en turismo rural, seguida de lejos por Andalucía (3.533), Cataluña (2.674) y Castilla-La Mancha (2.133).


Por su parte, el grado de ocupación en los establecimientos rurales de la Región fue del 12,99 por ciento por plazas (13,27 en el resto de España), 31,37 por ciento en cuanto a las plazas en fin de semana (29,28 por ciento como media nacional) mientras que por habitaciones la ocupación se situó en el 16,20 por ciento, frente al 16,77 del resto del país.


El grado de ocupación más elevado correspondió a Canarias, con un 31,28 por ciento de las plazas ocupadas en noviembre. En el caso concreto de los fines de semana, la más ocupada fue La Rioja, con un 56,16 por ciento, seguida de Madrid (47,23 por ciento) y Cataluña (40,13 por ciento).


Seis provincias entre las quince con más pernoctaciones


Entre las 15 provincias con un mayor número de pernoctaciones en establecimientos rurales durante el mes de noviembre se encuentran Segovia (11.702 pernoctaciones y octavo puesto en el ranking); Ávila (9.733 pernoctaciones y noveno puesto); Burgos (7.506 pernoctaciones y décimo puesto); Soria (6.454 pernoctaciones y duodécimo puesto) y León (5.995 pernoctaciones y décimo quinto puesto).


La estancia media en estas cinco provincias fue de 1,88; 2,15; 1,99; 2,05 y 1,94 días respectivamente. En cuanto al número de viajeros, los establecimientos rurales de estas provincias recibieron la visita de 11.874, 10.086, 7.648, 6.533 y 6.442 personas, respectivamente.


En Segovia había abiertos en noviembre de 2019 un total de 437 establecimientos rurales con un número de plazas estimadas de 4.146 y 626 personas empleadas mientras que Ávila contaba con 739 establecimientos de turismo rural abiertos con capacidad de 5.928 plazas y 907 puestos de trabajo creados.


Por su parte, en Burgos había abiertos en el mes de noviembre un total de 390 establecimientos rurales con un número de plazas estimadas de 3.910 y 514 personas empleadas, mientras que en Soria había 310 establecimientos abiertos, con 3.000 plazas y 387 trabajadores empleados. Finalmente, en León había abiertos 493 establecimientos rurales con un número de plazas estimadas de 3.936 y 687 personas empleadas.


Por procedencia, Madrid fue la comunidad que aportó más viajeros a la comunidad castellanoleonesa en noviembre (51,91 por ciento), seguida de Castilla y León (18 por ciento), País Vasco (6,62 por ciento) y Castilla-La Mancha (3,97 por ciento).


Las viajeros españoles que más pernoctaron en los alojamientos de turismo rural de Castilla y León durante el mes de noviembre también fueron los madrileños (51,20 por ciento), seguidos de los castellanoleoneses (17,47 por ciento) y País Vasco (7,17 por ciento).


Por su parte, los precios de los alojamientos de turismo rural aumentaron un 2,47 por ciento en noviembre, hasta un índice del 138,28(139,04 en España), frente a un incremento del 1,63 por ciento en el resto del país.