El campo dice basta y convoca una 'tractorada': “Nos están jodiendo”

El campo dice basta y convoca una 'tractorada': “Nos están jodiendo”

|

El sector agroganadero está en pie de guerra. Así la han anunciado este lunes las principales organizaciones sindicales de la provincia, cuyos responsables provinciales han comparecido este lunes en el Recinto Ferial de la Diputación de Salamanca. La decadencia del sector y la imposibilidad de hacer viables las explotaciones han provocado una convocatoria conjunta de manifestación y 'tractorada' para el próximo 30 de enero hasta la Subdelegación del Gobierno, donde leerán un manifiesto exponiendo sus reivindicaciones.


Juan Luis Delgado, secretorio provincial de Asaja Salamanca


En la comparecencia ha estado el secretario provincial de Asaja, Juan Luis Delgado, que ha expuesto los principales motivos para esta movilización. La sequía que acucia desde 2017 y otros 'accidentes' climáticos' y el descenso de los precios han hecho que se comprometa la sostenibilidad de las explotaciones del sector. Además, se ha referido a las presiones que tienen por parte de otros sectores, entre los que ha mencionado al “lobby ecologista”. “Nos acusan de ser los causantes del cambio climático y de ser los principales aportadores al efecto invernadero. Sí que contaminamos, como otros sectores, pero también protegemos el medio ambiente. Donde se acaban la agricultura y la ganadería, quedan bosques para ser pasto de llamas”, ha valorado.


En este sentido, Delgado ha insistido en la necesidad de lograr un repunte en los precios de los productos para subsistir. ·Estamos sometidos a trabas administrativas, medioambientales y de sanidad que no nos permiten competir con otros países. Las administraciones tienen muchos que decir”, ha manifestado, aludiendo a un pérdida de competitividad con respecto a terceros países. Además, Delgado ha reflexionado sobre la importancia vital de estos sectores para otros, como son el agroganadero o el propio turismo rural, y más en una comunidad como Castilla y León.


José Manuel Cortés, presidente de COAG en Salamanca


Más beligerante se ha mostrado José Manuel Cortés, responsable de COAG en Salamanca quien ha querido elevar el tono del discurso porque “es el lenguaje que entienden los políticos”. Mediante la lectura de un comunicado, Cortés ha reclamado “hablar de lo nuestro”, mostrándose “harto de hablar de los suyo”. Así, ha pedido que se posicionen de su lado cuando el lobo ataca a rebaños, “no de quien le da más importancia a los animales que a las personas”. “Cuando hay sequía”, se ha preguntado, “¿vais a poner 'pasta' para promocionar los seguros o simplemente vais a hablar con nosotros de cara a la galería?”.


En la misma línea, el secretario de COAG en Salamanca ha reclamado que “cuando las industrias pactan precios, las sanciones tienen que ser ejemplares” y ha acusado a la administración de querer retrasar pagos a gente que lo necesita “cuando piden un papel”. En suma ha reclamado que “cuando un joven decide quedarse en el pueblo, tenga los mismos servicios que en la ciudad”. Finalmente, ha espetado que “cuando cambian las normas a favor de las grandes empresas, nos estáis jodiendo y cuando los políticos dicen que los etiquetados no tienen importancia, nos estáis jodiendo”.


Guillermo González, responsable de UPA en Salamanca


El tercero en tomar la palabra ha sido el representante de UPA en Salamanca, Guillermo González, quien se ha congratulado por la unión de las tres organizaciones, destacando que “hay una serie de cuestiones que nada tiene que ver la diferenciación sindical”. En este sentido, cree que todas confluyen en estas desventajas para el sector primero. “Esta unión es tan importante que tiene que servir de precedente. Los últimos años venimos hablando de la falta de unión del sector, pero la unión está aquí ya”. Por esta razón ha hecho un nítido llamamiento a todos los agricultores y ganaderos de la provincia para que acudan masivamente a esta manifestación.


Además, González ha apreciado uno de los problemas más graves que sufre el país y ha acusado a los políticos de acordarse de él tan solo en las últimas dos campañas electorales. “La despoblación del medio rural está tocando el máximo. Es irreversible, pero no es de ahora. Viene desde hace 20 o 30 años. Aunque la administración se emborrache hablando de cifras de incorporación de jóvenes, más del 60% de la población rural tiene más de 65 años. La pirámide no se puede invertir si no se apuesta decididamente por ello y se pone mucho dinero encima de la mesa. Vemos a agricultores y ganadores con 75 y 80 años llevando las explotaciones. Esto es denigrante para un sector”.


Por otro lado, el responsable de UPA ha hablado de la diferencia en los márgenes. “El consumidor lo paga y el agricultor lo sufre·, mientras, dice, la mayoría se queda por el camino. De igual manera, ha reconocido que el futuro de la PAC les inquieta, en cuanto a que no saben quién pagará el dinero que se deja de percibir por el Brexit, si aumentará la aportación de los países o saldrá de los agricultores. “No sabemos si ese dinero se va a enfocar estrictamente a los profesionales o vamos a seguir dando café para todos”, ha advertido.


En último término ha hablado de la situación arancelaria, señalando los convulsos momentos que vive el mundo. “El país que promovía la globalización, con el presidente que tiene ahora deja de creer en ella y nos empieza a poner aranceles, mientras la Unión Europea está 'calladita', no sea que se enfade. “Cuando nos hemos puesto a exportar aceite de oliva, jamón, vinos, Trump nos pone aranceles y el Gobierno no dice nada. Es muy preocupante”, ha concluido.