Puente confía en la "longevidad" de un Gobierno en el que tiene "muchas esperanzas"

Puente confía en la "longevidad" de un Gobierno en el que tiene "muchas esperanzas"

|

El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, ha recalcado este viernes que tiene "muchas esperanzas" en la "longevidad" del nuevo Gobierno de España, ya que de ella dependerá que salgan adelante muchos proyectos que serán importantes para Valladolid y que están pendientes.


El regidor, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha explicado que ya tiene concertadas reuniones con ministros, aunque prefiere mantener discreción sobre las fechas y solo ha confirmado que entre ellos está el de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, para asuntos principalmente relacionados con el proyecto ferroviario.


Además, ha añadido que ya ha podido mantener conversaciones con los titulares de Justicia, Juan Carlos Campo, y Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes. "Es la ventaja de conocer a muchos de los ministros y tener relación cercana. Espero que a partir de ahí seamos capaces de construir una colaboración positiva para la ciudad que está pendiente en tantos asuntos", ha incidido.


De hecho, Óscar Puente ha recalcado que tiene "muchas esperanzas" en la "longevidad" del Gobierno presidido por su compañero de partido Pedro Sánchez porque de ello "van a depender proyectos importantes para la ciudad".


Por el momento solo se ha referido a un asunto concreto como el Campus de la Justicia, sobre el cual ha hablado con el nuevo ministro, quien le ha dado "mucha tranquilidad". Puente ha garantizado que tan pronto como el Ayuntamiento pueda poner el suelo del antiguo Colegio El Salvador y del aparcamiento del viejo Río Hortega a disposición del Ministerio "se licitará un proyecto" y ha dado por hecho "sin duda" que la obra comenzará en el presente mandato municipal, que concluye en 2023.


Cree que con el trabajo del gerente de la SVAV los proyectos de integración no tendrán los problemas de Andrómeda


El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha mostrado su confianza este viernes en que el papel del gerente de la Sociedad Alta Velocidad, Antonio Gato, permitirá que los retrasos que sufren las obras del túnel de la calle Andrómeda no se repitan en los proyectos de pasos para la integración ferroviaria.


Así lo ha manifestado el regidor vallisoletana, en declaraciones recogidas por Europa Press, al ser preguntado nuevamente por la paralización de las obras en Andrómeda a causa de la falta de hormigón, algo que ha vuelto a calificar de "inverosímil" y que, aunque Adif, responsable del proyecto, asegure que no va a suponer una alteración del plazo de ejecución, cree que supondrá un retraso en la finalización de las obras.


De hecho, Óscar Puente ha reconocido que lo que sucede con estos trabajos, cuyo inicio ya se demoró notablemente debido a los problemas con las obras para modificar las conducciones de servicios, le hace "temblar el cuerpo", pero ha apuntado que para las obras del proyecto de integración "está la SVAV" y un gerente, Antonio Gato, "al que el Ayuntamiento ha puesto al frente, para estar encima y que las cosas vayan a toda pastilla".


El regidor socialista ha puesto como ejemplo la tramitación, actualmente en marcha, de los proyectos de los tres pasos subterráneos situados entre la calle Labradores y el apeadero del campus, cuya mesa de contratación se ha reunido esta semana y se volverá a reunir otras dos veces para, previsiblemente, resolver las adjudicaciones el día 28 de enero.


"En la anterior ocasión fallida, solo en la valoración técnica se tardó cinco meses, ahora se va a reducir a cuatro días. Esa es la consecuencia de tener a gente encima de las cosas para que no se duerman", ha aseverado Puente, quien garantiza que se va a intentar trabajar así con el resto de obras de la integración ferroviaria "para que no pase" como en el túnel de Andrómeda.


En todo caso, ha matizado que "nadie está a salvo de cualquier avatar" como la solvencia de las empresas adjudicatarias o las dificultades técnicas, pero ha apuntado que el problema de Andrómeda es que "no hay intensidad" ni "el máximo interés por parte de quien gestiona la obra".


En todo caso, Óscar Puente ha subrayado que ya lo que le interesa es "que se haga la obra bien y se culmine", pues ha incidido en que es "importante" para la ciudad ya que va a ser una arteria "fundamental" para comunicar la zona de Los Santos-Pilarica con el resto de la ciudad y, además, va a permitir rediseñar alguna de las líneas de autobús que dan servicio a la zona además de prolongar la línea 7, cuyo inicio y, por lo tanto, el pantógrafo de carga de autobuses eléctricos se instalará en el barrio de reciente creación.