Concluye la restauración de la iglesia Santiago de los Caballeros

Concluye la restauración de la iglesia Santiago de los Caballeros

|

La delegada territorial, Clara San Damián, ha realizado esta mañana una visita a las obras de consolidación y restauración de la portada de la iglesia Santiago El Viejo o de los Caballeros de la capital y adecuación de su entorno, en las que la Consejería de Cultura y Turismo ha invertido más de 73.000 euros. Ha estado acompañada por personal del Servicio Territorial de Cultura y del obispado de Zamora, propietario del inmueble.


El proyecto de rehabilitación de la iglesia de Santiago El Viejo o de los Caballeros de Zamora ha consistido en la realización de un estudio petrológico, como paso previo para la redacción de la documentación técnica necesaria para llevar a cabo las obras de consolidación y restauración en dicho templo. La actuación más destacada ha sido en la portada y su entorno más próximo.


Clara San Damián ha manifestado que “esta obra es una muestra más del compromiso de la Junta de Castilla y León con el patrimonio cultural, su reconocimiento y puesta en valor. Somos plenamente conscientes de lo que suponen estas inversiones en Zamora, donde el turismo es clave como motor económico y generador de empleo. Por eso, es nuestra obligación garantizar la conservación de nuestro Patrimonio Cultural, promover su investigación y enriquecimiento, así como fomentar y tutelar el acceso de los ciudadanos a estos bienes”.


En estos últimos años se han realizado dos intervenciones en la iglesia de Santiago de los Caballeros orientadas tanto al adecentamiento del entorno como a garantizar la conservación del monumento, cuya financiación a cargo de la Junta de Castilla y León ha ascendido a 73.604 €. Dentro del programa Zamora Románica II se llevó a cabo una primera intervención en 2017, que consistió en la adecuación del entorno de la iglesia mediante la sustitución del alumbrado, colocando focos de iluminación indirecta, y la pavimentación del acceso mediante adoquinado. La segunda intervención, que ahora ha finalizado, ha sido de consolidación y restauración de la portada de este templo, con un estudio petrológico previo y la colocación de una marquesina.