Listas de espera: "Nos estamos engañando menos" respecto al Gobierno anterior

Listas de espera: "Nos estamos engañando menos" respecto al Gobierno anterior

|

El vicepresidente de la Junta y consejero portavoz, Francisco Igea, defiende el cambio introducido por el nuevo Gobierno regional para contabilizar las listas de espera sanitarias porque así el Gobierno se "engaña menos" que con el modelo anterior, al analizar el incremento de las listas de espera en la sanidad regional al analizar con “transparencia" todos los datos que antes no se ofrecían, y avanzó que en un periodo de un mes tendrán un análisis detallado de la actividad en todos los servicios hospitalarios que les permitirá corregir problemas e introducir mejoras.


"Nos engañamos menos a nosotros mismos", ha defendido Igea en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde ha achacado el incremento de la espera, entre otras cuestiones, a la caída en el número de conciertos desde su pico máximo en marzo de 2019, antes de las elecciones, con lo que se "agotó" el presupuesto para este fin con "anterioridad", a la vez que también achacó las cifras a la caída de la actividad y a que se informe de pacientes que no aparecían antes por motivos clínicos.


En el incremento de las listas también ha influido, como ha especificado el vicepresidente, el cierre de los quirófanos en Medina del Campo (Valladolid) por la aparición de humedades y una bajada generalizada de la actividad que la Junta someterá a análisis. En concreto, Igea confía en tener los datos sobre la actividad "servicio a servicio y hospital por hospital" a lo largo del próximo mes. No obstante, ha insistido además en la "falta de personal", algo en lo que confía avanzar con una mejora en la homologación de títulos extranjeros.


"No nos gustan los malos datos pero hemos puesto números, con las matemáticas sobran las calificaciones, donde hay números se acaban las discusiones", ha defendido. “Hemos puesto los números, se acaban las discusiones”, reiteró, para asegurar que no están “contentos ni nos gustan los malos datos”. En este aspecto, fue tajante al afirmar que “era lo esperado aunque no guste”. También abundó en cifras, al recordar los 44.000 pacientes que no estaban contabilizados en la lista de espera, de manera que la lista de espera estructural ha pasado del 70 al 83 por ciento.


Francisco Igea, que también es médico, intentó defender la calidad de la sanidad pública de Castilla y León, que arroja resultados como que sea la segunda con menos tasa de mortalidad ajustada por cáncer pese a ser una comunidad envejecida, al ser preguntado sobre los desplazamientos de las persons que viven en el ámbito rural, con viajes casi de una jornada para recibir tratamiento, y en subrayar que es la primera sanidad en número de médicos por cada 1.000 habitantes en Atención Primaria.


Respecto a las palabras del anterior vicepresidente de la Junta José Antonio de Santiago-Juárez, y hoy portavoz popular en el Ayuntamiento de Valladolid, quien calificó de "mediocre" que el gerente regional del Sacyl, Manuel Mitadiel, culpe de ello a la herencia del Gobierno anterior del PP. "No valoro descalificaciones personales", puntualizó Igea.