Moción socialista para evitar la proliferación de casas de apuestas

Moción socialista para evitar la proliferación de casas de apuestas

|

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca defenderá en el próximo Pleno del 7 de febrero una moción para poner freno a la proliferación de las casas de apuestas en la capital salmantina, con medidas específicas a trasladar a la normativa municipal en materia urbanística.


Entre las propuestas que plantean los socialistas para poner coto a esta problemática destacan la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para añadir limitaciones de distancia más restrictivas, prohibiciones de consumo de alcohol en las zonas de juego y de publicidad en el espacio público relacionada con las casas de apuestas, así como la solicitud de un cambio normativo al Gobierno autonómico para ahondar en estas restricciones y conseguir que sean homogéneas en toda la Comunidad.


Actualmente, la Ley reguladora del Juego y de las Apuestas de Castilla y León fija en 100 metros la distancia mínima entre establecimientos de juego y centros de enseñanza y en 300 metros entre establecimientos de juego de la misma naturaleza. Sin embargo, en la práctica, en la ciudad de Salamanca existen varios ejemplos que demuestran que estas distancias no se cumplen, con casas de juego separadas únicamente por una carretera, o bien, casas de juego y centros educativos ubicados en la misma calle.


Para evitar estas situaciones, y como ya ha manifestado en los últimos meses en diferentes comisiones antes de trasladarlo de manera firme al próximo Pleno, el Grupo Municipal Socialista recuerda que el Ayuntamiento de Salamanca puede impulsar una modificación urbanística amparada en el interés general, con el fin de poner solución a un problema de salud pública como el que ya está provocando la proliferación de salas de juego y apuestas en los barrios de la ciudad.


Así, piden establecer 500 metros de separación entre los establecimientos pertenecientes a este grupo y entre este tipo de negocios y los establecimientos destinados a usos educativos, instalaciones deportivas de titularidad pública, bibliotecas públicas o parques infantiles, con el objetivo de alejar esta actividad de personas vulnerables, jóvenes y menores de edad y evitar así la normalización del juego y de las apuestas como una forma más de ocio y entretenimiento que no mide el riesgo de sufrir ludopatía o juego patológico.


El Grupo Municipal Socialista concluye que Salamanca ha experimentado un notable aumento en el número de locales de juego y apuestas, de tal manera que en 2019 alcanzó las 29 licencias y, a día de hoy, es una de las provincias de Castilla y León a la cabeza en este tipo de negocios, con cerca de una veintena de establecimientos en la capital salmantina.