El Ayuntamiento renueva su convenio de colaboración con Marillac

El Ayuntamiento renueva su convenio de colaboración con Marillac

|

La concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades del Ayuntamiento de Salamanca, Ana Suárez Otero, ha mantenido una reunión de trabajo con la Asociación Marillac, entidad perteneciente a la orden de las Hijas de la Caridad y que lleva desde abril de 2010 atendiendo a mujeres en situación de exclusión social con un carácter especial, ya que se ocupan de mujeres sin hijos, solas, a las que se ayuda a reinsertarse en la sociedad.


La Asociación Marillac mantiene colaboración con el Consistorio, a través de la concejalía de Familia e Igualdad de Oportunidades, cuya representante Ana Suárez ha señalado “siempre facilitaremos herramientas y recursos para lograr una calidad de vida e inclusión de las mujeres en situación de desamparo”.


La Asociación Marillac forma parte de la red asistencial de los servicios sociales públicos para dar cobertura a los casos más graves que se les presentan. Su acción se basa en programas propios de intervención, como también del mantenimiento de convenios de colaboración con las asociaciones que persiguen las mejoras de las personas. Cuenta con un centro de acogida para mujeres que, por diferentes motivos, tienen problemas provocados fundamentalmente por un abandono familiar.


Se trata de un piso tutelado que cuenta con 10 plazas y se denomina ‘Rosalía Rendú’, donde las mujeres encuentran alternativas que dan respuesta a sus necesidades para reiniciar una nueva vida autónoma. Los servicios que reciben son alojamiento seguro en un ambiente familiar, orientación laboral o acompañamiento en todas las áreas de la vida. Hasta ahora ha dado acogida a casi 40 mujeres jóvenes, entre los 18 y 40 años, con dificultades familiares, formativas, económicas, laborales y de socialización, todas ellas víctimas de desestructuración familiar y sin hijos a su cargo.


Al finalizar la reunión, la concejala Ana Suárez ha indicado que “las mujeres son especialmente vulnerables a la exclusión cuando se dan determinadas circunstancias como abandono familiar, falta de recursos económicas, situaciones de violencia… No podemos permitir que ninguna mujer sea excluida de la sociedad y seguiremos trabajando en colaboración con las entidades del sector para poner todos los recursos a su disposición”.