Aranda de Duero reclama el ferrocarril directo a Madrid

Aranda de Duero reclama el ferrocarril directo a Madrid

|

El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, ha recibido este miércoles a la alcaldesa de Aranda de Duero, Raquel González, al primer teniente de alcalde, Emilio Berzosa y al segundo teniente de alcalde, Francisco Javier Martín, para conocer los temas más relevantes que afectan al buen desarrollo del municipio, como la histórica reivindicación sobre el desdoblamiento de la N-122 y sobre el ferrocarril directo Madrid-Aranda-Burgos.


En relación a esta última cuestión, Ibáñez ha reiterado el compromiso total de la Junta con el proyecto, que es "fundamental" para el desarrollo de la provincia de Burgos y el futuro económico de Castilla y León, y que además conecta con Madrid, "asegurando el progreso" del centro y el norte de España. "Una reivindicación justa que tanto la Junta como el Ayuntamiento de Burgos y la Diputación hicieron y aún estamos pendientes de una respuesta por parte del Gobierno de la Nación", ha incidido el consejero.


Entre otros asuntos, la alcaldesa ha recordado al consejero la reciente designación de Aranda de Duero como Ciudad Europea del Vino 2020, con un proyecto enfocado a la sostenibilidad en el mundo del vino y que contará con diversas actividades a lo largo del año como la celebración del Foro Duero 2020, punto de encuentro para profesionales del sector.


"Esta es una oportunidad para Aranda, una localidad con un potencial organizativo indudable y también para la Comunidad, todas la miradas de Europa estarán puestas en Castilla y León, un territorio que tiene en el sector vinícola una puerta abierta al mundo, gracias a su calidad y profesionalización", ha indicado el consejero.


Asimismo, Ibáñez ha destacado las inversiones que a través de la financiación local y la cooperación económica redundan "positivamente" en Aranda de Duero. La localidad recibió en 2019, a través de la financiación local derivada de la participación en los ingresos tributarios de la Comunidad Autónoma un total de 700.794 euros, de los cuales 421.327 euros tuvieron un carácter incondicionado, destinando a políticas de empleo 279.467 euros, lo cual generó 38 contratos.