Un joven de 27 años muere en un tiroteo en el barrio de El Tormes

Un joven de 27 años muere en un tiroteo en el barrio de El Tormes

|

Una persona ha fallecido este miércoles en un tiroteo que ha tenido lugar en la zona del barrio de San José, en El Tormes, según informan fuentes policiales. En concreto, los hechos han sucedido en la calle Maestro Soler.




Según han informado el 1-1-2 y fuentes de la Policía Nacional, el tiroteo, con varias detonaciones, se ha producido minutos antes de las 13.43 horas, momento en el que la sala de operaciones del Servicio de Emergencias de Castilla y León dio aviso del incidente a la Policía Local de Salamanca, al Cuerpo Nacional de Policía y a Emergencias Sanitarias - Sacyl, que envió una UVI móvil.


Según testigos, varios encapuchados dispararon al joven, que en el momento de los hechos estaba junto a su hija, y se dieron inmediatamente a la fuga en los coches en los que se habían acercado hasta la calle Maestro Soler. De hecho, según se ha podido saber, la llevaba en brazos y cayó en el momento del tiroteo, por lo que ha tenido que ser atendida.


Minutos después, los agentes desplazados acordonaron la zona, mientras otros policías ponían en marcha un dispositivo a la salida de la ciudad para tratar de dar con los autores de los hechos. De hecho, se produjeron varios registros a vehículos que coincidían con las descripciones dadas, incluso dentro de la ciudad como en la rotonda de Vetones y Vacceos, en el barrio de El Arrabal.


Asimismo, media hora después de lo ocurrido, los agentes escucharon una detonación, que, según fuentes policiales, se pensó en que fuera un disparo al aire, aunque también se barajó la posibilidad de ser un petardo, según integrantes del operativo desplazado a la zona, y también se desplazaron a una vivienda de la calle Manuel de Falla.


En cuanto al cuerpo del joven fallecido, después de las investigaciones y del protocolo seguido ante estos hechos, se procedió al levantamiento del cadáver sobre las 15.10 horas, momentos en los que numerosos familiares y vecinos lloraban y gritaban amenazas contra los autores de los hechos.


La Subdelegación del Gobierno ha confirmado el suceso y la participación de dos personas en el mismo. Por el momento no hay ninguna detención mientras la Policía Nacional continúa investigando los hechos.