Lo mejor fue la victoria

Lo mejor fue la victoria

|

Poco vistoso el partido que se vio en Pepe Rojo este domingo, con un insólito 0-0 en el segundo tiempo, pese a que los equipos no dejaron de luchar a lo largo de los 80 minutos. Sin embargo, la lucha tanto de SilverStorm El Salvador como de Complutense Cisneros no fue en las cercanías de las zonas de marca, con lo que el choque, muy bronco, dejó muy pocos puntos en el coliseo vallisoletano.


Serían los madrileños los primeros en golpear, gracias a una internada en profundidad con la que consiguieron un golpe de castigo dentro de la 22 blanquinegra, que el ex chamizo Pedro Rodríguez pasaba certeramente entre palos, para adelantar a los ‘azul-azul’ 0-3 en el minuto 3 del encuentro.


Unos puntos que parecían servir de revulsivo a los de Juan Carlos Pérez, que trataron por todos los medios de conquistar la zona de marca de los complutenses, con buenas combinaciones y dinamismo de la línea de tres cuartos, pero todos ellos se frustraron, algunos a escasos metros de la recompensa.


Los de Valentín Telleriarte quisieron aprovechar la escasez anotadora local, con varias patadas a seguir peligrosas para intentar ganar la espalda de la defensa y alta presión, forzando incluso una tarjeta amarilla para Andrés Alvarado, pero las amenazas visitantes fueron bien solventadas por parte de SilverStorm El Salvador gracias a una gran defensa.


Esta resistencia defendiendo la zona de marca propia sería el prólogo a los primeros puntos blanquinegros, con una gran rotura de David Barrios, rayando de nuevo el canterano a un enorme nivel, con la que encontraba una grieta en la defensa madrileña para ceder a Liam Fitzsimons, quien no tuvo oposición en el ala derecha, posando junto al banderín en el minuto 17 para poner el 7-3 tras el acierto en la transformación de Christian Rust.


Poco a poco iba ganando presencia SilverStorm El Salvador en el terreno de juego, con peligrosas combinaciones ante las que Complutense Cisneros no podía hacer apenas nada, pero sin que llegasen tampoco nuevos puntos. Apenas unos pocos centímetros separaron a Martin Du Toit del ensayo, tras una gran carrera de su compatriota Hansie Graaff por el centro.


Sí que conseguían la recompensa los de Juan Carlos Pérez al poco de sobrepasarse la media hora de juego, con un largo ataque en la 22 visitante, en el que la defensa madrileña cometió varias indisciplinas, que terminarían por hacer que el sr. Fanlo decretase ensayo de castigo, con lo que la ventaja vallisoletana se estiraba en ese momento hasta el 14-3.


Pero, lejos de rendirse, Complutense Cisneros trataría de poner en solfa de nuevo el dominio local, con un buen ataque que alcanzaba la 22 de SilverStorm El Salvador. Sin embargo, no conseguían penetrar en la defensa, pero sí lo hacían con un golpe de castigo centrado, que Rodríguez volvía a pasar certero en el minuto 34 para poner el 14-6.


Un nuevo ataque visitante, con mucho peligro, era bien frenado por la defensa de SilverStorm El Salvador, lanzando un fulgurante contraataque en manos de Christian Rust, quien se deshacía de prácticamente todos los rivales que le salían al paso, para ceder a Liam Fitzsimons en el ala derecha, marchándose una vez más gracias a su gran velocidad el neozelandés, que ponía el que a la postre sería definitivo 19-6 al filo del descanso.


Sí, han leído bien: definitivo 19-6, puesto que el segundo tiempo se quedó completamente huérfano de puntos por parte de ambos conjuntos. Habría varios intentos, sobre todo a partir de fases estáticas, parcela del juego en la que el dominio de SilverStorm El Salvador fue completo, pero sin conseguir el premio de los puntos en ninguna de las jugadas.


No renunciaron tampoco los complutenses a intentar sumar nuevos tantos a su casillero, pero el juego embarullado, con un partido muy trabado que no sentó bien a la estrategia planteada por parte de los vallisoletanos, que gustan de hacer un juego mucho más dinámico que el que se vio este domingo en Pepe Rojo, hizo que los puntos se quedasen sin llegar al marcador.


Acabaría haciéndose con la victoria SilverStorm El Salvador, que suma además un punto bonus ofensivo con el que aprieta la clasificación, situándose a un solo punto de VRAC Quesos Entrepinares en la tabla, y manteniendo la ventaja con Lexus Alcobendas.


Se mostraba muy crítico Juan Carlos Pérez en su comparecencia ante los medios de comunicación al acabar el encuentro: “Hemos hecho un partido muy malo. A quien más tengo que agradecer es a la afición, que una vez más nos ha acompañado pese al enorme frío que ha habido esta mañana. Quiero pedirles perdón por este partido horroroso, con el que no me hubiese extrañado que se hubieran marchado todos”.


El técnico de SilverStorm El Salvador añadía: “Tenemos muchísimo que mejorar, y estoy completamente seguro de que lo vamos a hacer en estas dos semanas de parón, en las que es posible que nos quedemos incluso sin la semana de vacaciones que teníamos prevista. Hay mucho por hacer para que un partido como este no se repita”.