Vino y moras: delicioso maridaje zamorano

Vino y moras: delicioso maridaje zamorano

|

La Asociación Amigos del Vino de Zamora celebraba ayer una de esas catas maridaje que "permanecerá en el recuerdo de todos los asistentes durante mucho tiempo", de la mano de Abdon Segovia.


Tras una breve introducción, fue Segovia tomó la palabra ante más de 60 asistentes. Abdon se mostró tal y como él es. Una enciclopedia andante en el mundo del vino, en el mundo vitivinícola toresano. Este contar su visión, historia, evolución y experiencia en el más terruño zamorano. Sus didácticas explicaciones hicieron mantener la expectación de los asistentes en todo momento quienes de manera espontanea, y fueron varias la veces, agradecieron con aplausos semejantes explicaciones consiguiendo emocionar al propio ponente. Mostró su forma de elaborar a través de cuatro magníficas referencias de su pequeña, pero prestigiosa bodega. Un blanco, llamado por fin, otro joven, otro garnacha 100% y por último un crianza llamado La Pasión; pues como bien explicó, no era un simple vino, sino escondía una verdadera historia de más de 100 años con origen en su propio abuelo.


El maridaje en esta ocasión fue realizado por dos jóvenes zamoranos quienes tienen mucho que decir a nuestro panorama gastronómico. Sergio y Jenifer, tándem perfecto tanto en sala como en cocina para llevar adelante el Gastrobar Mise en Place situado en la Plaza Santa Eulalia y quienes en esta ocasión quisieron mostrar su forma de entender la gastronomía zamorana mediante elaboraciones como: bombón de boletus edulis, buñuelo de queso zamorano, lengua de lechal encurtida con mahonesa de wasabi y una panacota de moras y chocolate.


Y bien dicho, moras, y además zamoranas. Agroberry fue quien, en este caso, nos mostró las ganas de lucha por el desarrollo rural, pues hacer las cosas bien, por luchar por nuestra provincia y creer que tenemos futuro. Nuria, agricultora y elaboradora de su propio producto, las moras, llevó por bandera la capacidad de creer en lo que hace día tras día, que de manera constante ensalza y valora un producto tan humilde como las moras y quien, con razón, busca ayuda y apoyo en los organismos públicos zamoranos.


El evento finalizó con la entrega de varios obsequios a los ponentes y agradecimiento por parte de todas las partes.


Desde el movimiento Enogastrónomos pretenden "seguir moviendo y recuperando la verdadera gastronomía y hostelería zamorana, dándole voz a pequeños, medianos y grandes productos y productores locales". Además, desean reivindicar la promoción y el conocimiento de toda esta gastronomía en la escuela de hostelería de Zamora Centro Integrado, cuyas ideas y propuestas "tristemente han sido rechazadas por su dirección. Prefieren mostrar mediante catas, productos muy lejanos de otras denominaciones fuera de nuestra provincia sin conocer y valorar realmente el potencial gastronómico que Zamora tiene, incluso de productos nada relacionados con ella. No olvidemos que esos estudiantes de gastronomía son el futuro de nuestra hostelería y de nuestra querida Zamora", reclaman.