Bale no estará en Zorrilla y Zidane asegura que su nueva lesión será "poca cosa"

Bale no estará en Zorrilla y Zidane asegura que su nueva lesión será "poca cosa"

|

El entrenador del Real Madrid, Zinédine Zidane, ha defendido al delantero Gareth Bale y ha asegurado que es "el primero que no está contento" con sus continuas lesiones, que le impiden tener continuidad, y ha explicado que en esta ocasión su baja será "poca cosa", ya que simplemente se hizo daño en un tobillo y no podrá estar este domingo ante el Real Valladolid.


"Él es el primero que no está contento. Espero que veamos a Gareth con nosotros ya el lunes. Quiere estar con nosotros y jugar", señaló en rueda de prensa, donde fue cuestionado varias veces por el compromiso del galés. "El jugador lo que quiere es estar siempre disponible. El otro día se hizo un poco de daño, es poca cosa. Hablando con los médicos, es una cuestión de 3-4 días, y menos mal para él. Espero que no se lesione más, para que pueda tener más continuidad para entrenar y jugar", continuó.


Así, recalcó que Bale solo "se ha torcido un poco el tobillo", pero que en ningún caso se está borrando de los partidos. "El otro día marcó. Siempre voy a defender a mis jugadores, entrenan todos los días, se matan en el campo. Siempre quieren poner el escudo del Real Madrid muy alto. Yo no lo veo tan mal. Lo único es que ha tenido lesiones, y no puedes hacer nada", afirmó. "Me preocupa siempre que un jugador esté lesionado. Ellos son los primeros que sufren. Prefiero tener 25 jugadores y hacerme un lío para hacer el equipo que tener jugadores lesionados", añadió.


Por otra parte, el técnico francés apeló a que el equipo mantenga su "espíritu" para seguir ganando, empezando por este domingo en el José Zorrilla. "Estamos en un momento bueno y queremos seguir con lo que estamos haciendo. Sabemos que esto es difícil, cada tres días tenemos un partido, y tenemos que demostrar siempre la mejor versión que tenemos. Mañana va a ser un partido complicado contra un rival que ha perdido un partido en su casa", manifestó.


Por ello, quiere a todos sus futbolistas 'enchufados'. "Hay 25 jugadores y todos tienen que sentir que son importantes; hay muchos partidos, jugamos cada tres días y necesitamos a todos los jugadores", expuso.


En otro orden de cosas, deseó suerte al lateral Álvaro Odriozola en el Bayern Múnich, donde jugará cedido hasta final de temporada. "Hablé con él de este tema y hemos decidido juntos la oportunidad que ha tenido para jugar. Espero que le salga todo bien, que tenga minutos. Es un jugador encantador, que no ha tenido minutos, y vamos a contar con él. Es del Real Madrid y va a tener su oportunidad", subrayó.


Sin embargo, no quiso hablar de si Mariano y Brahim Díaz se marcharán en este mercado de invierno. "Es el jugador el que tiene que elegir qué hacer. Si lo tengo que decir, lo hablaré directamente con ellos. Ahora están aquí, y como están aquí, voy a contar con ellos cuando se pueda", dijo. "Las cosas se hacen con naturalidad. Fue una decisión de todos, del club y de los jugadores", añadió sobre las marchas de Ceballos y Marcos Llorente y la apuesta por Fede Valverde.


También valoró el estado de forma de Casemiro, autor de los dos tantos ante el Sevilla (2-1) el pasado fin de semana. "El otro día los dos goles fue una casualidad. No me sorprende que pise el área, porque puede subir. Es un jugador importante, lo ha demostrado", apuntó.


Sobre Vinicius, recordó que solo "tiene 19 años y hay que ir tranquilos con él". "Él tiene que ser ambicioso y nosotros no vamos a controlar eso, solo lo de fuera. Tenemos una plantilla de 25 jugadores y cuando no está en el grupo es porque hay jugadores importantes. Estamos contentos con lo que hacen todos los jugadores aquí", explicó.


Además, reveló que Eden Hazard "acaba de empezar a tocar balón". "Prácticamente ya no tiene dolores y a partir del lunes va a empezar a trabajar individualmente y con más balón. Espero que vuelva pronto con el grupo, porque para la parte mental le va a venir bien", indicó.


Por último, Zidane rechazó valorar la manera de jugar de otros equipos y de si esta sería aceptada por el Bernabéu. "Todos los equipos buscan ganar, y cada uno elige su manera. Nosotros tenemos la nuestra. No voy a hablar de lo que hacen los demás, nosotros queremos seguir con lo que estamos haciendo", aseguró.


"Cada partido es diferente, así que nos vamos a concentrar en hacer un buen partido mañana", concluyó, antes de hablar del posible interés de la Federación Francesa en que sea el próximo seleccionador. "Ahora estoy aquí y muy contento. Mi preocupación principal es el Real Madrid. Aquí hay mucho trabajo", finalizó.