Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos? XXII

Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos? XXII

|

La semana pasada, en nuestro 21º número del ‘Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos?’ nos desplazamos hasta Zaratán para disfrutar de todo el encanto de una localidad muy cercana a la capital y que presume de historia y valor gastronómico con la salchicha y su fiesta como protagonistas.


Este domingo, viajamos hasta Valbuena de Duero, una localidad que se localiza en la margen derecha del río que le da parte de su nombre. La otra, se cuenta que viene de “valle bueno”. Este municipio está ubicado a 43 kilómetros de la capital del Pisuerga y goza de una posición privilegiada dentro del valle en una situación centrada y alejada de la ruta nacional que recorre la N-122, siendo un lugar perfecto para descansar y desconectar.


“Valbuena de Duero es un lugar especial por su situación, por su entorno y en el que se puede disfrutar de lugares mágicos con la naturaleza como protagonista como es ‘La Isla’ con un buen vino ya que estamos situados en el corazón de la Ribera del Duero”, nos cuenta su alcalde, José Augusto Rodríguez, que nos acompaña para dar un paseo por la villa.


José Augusto Rodríguez, alcalde de Valbuena


Una rica historia y la magia de ‘La Isla’


El asentamiento poblacional originario data de la etapa del Calcolítico, ubicándose en la propia localidad de Valbuena de Duero. Más tarde, en el municipio, encontramos vestigios de poblamientos de la Edad de Bronce, de Hierro, romanos, visigodos y medievales. Entre ellos destaca el poblamiento romano cercano a la Ermita de San Martín, en la parte Oeste de la localidad, nos cuenta el primer edil hablando de los orígenes del pueblo.


Los datos históricos del lugar se remontan a la donación del lugar que hizo la reina Doña Urraca a la condesa Estefanía, hija del Conde Armengol y que ésta cedió, a su vez, a la reina, allá por el año 1143. El pueblo se encuentra muy cercano al monasterio cisterciense de Santa María de Valbuena, en la pedanía de San Bernardo y que fue construido en los años sesenta como pueblo de colonización.



Dejando la historia a un lado, decir Valbuena de Duero es decir naturaleza. Situada en el corazón de la Ribera del Duero, con renombre internacional, derivado de la relevancia de sus vinos, constituye, junto a San Bernardo un entorno bello que está delimitado por un conjunto de rutas que se ha venido a denominar “El Anillo del Duero”. Con el Duero y el resto de elementos naturales conforman unos paisajes que varían en función a la estación del año en la que nos encontremos siendo siempre igual de espectaculares.


“Este precioso paisaje, unido a la variedad de recursos naturales, enológicos y culturales son un gran atractivo, tanto para las personas residentes, como visitantes y favorecen la realización de diferentes actividades como el senderismo, running, la observación de especies animales y vegetales o la observación astronómica”, nos cuenta José Augusto Rodríguez.


Valbuena Summer Festival (Foto: Ayuntamiento de Valbuena)


Hablando de las manifestaciones patrimoniales más destacadas nos quedamos, por un lado, con la Iglesia de Nuestra Señora del Castillo, arco que daba entrada a la antigua muralla y, sin lugar a dudas, con el paraje natural de ‘La Isla’, un sitio para enamorarse y en el que el Ayuntamiento celebra varias ferias a lo largo del año con la naturaleza como protagonista.


No nos olvidamos tampoco del Monasterio de Santa María de Valbuena, situado en San Bernardo y que es ejemplo de arquitectura cisterciense. La iglesia conserva un bello patio, está declarado Bien de Interés Cultural y es sede permanente de la Fundación de ‘Las Edades del Hombre’ albergando además un hotel balneario de cinco estrellas.


Unas fiestas de nivel que llenan las calles del lugar


“La rica evolución histórica del municipio y el mantenimiento de sus tradiciones, así como el desarrollo socioeconómico del mismo, ha facilitado que el dinamismo sociocultural de Valbuena de Duero se haya incrementado sustancialmente en los últimos años, de la mano del desarrollo de diferentes eventos”, nos cuenta el alcalde, en declaraciones a NoticiasCyL Valladolid.


Las Fiestas de Nuestra Señora de Asunción y San Roque son las más multitudinarias. Desde varios días antes, las peñas organizan diferentes campeonatos, comidas y certámenes de diversa índole hasta que llegan los días 15 y 16 de agosto, cuando tienen lugar, en horario de mañana, las celebraciones religiosas, con misas y procesiones en honor a Nuestra Señora de la Asunción y San Roque.



De entre todas las celebraciones destaca El Carro de Leña, una tradición  de la que no se cuenta con datación histórica exacta y cuyos orígenes se establecen en el siglo XVII, en tiempos de la peste. Se quemaba un carro de leña de enebro en la media noche del ecuador del mes de agosto para que el humo descendiese purificando el aire de las potenciales infecciones. En la actualidad se celebra el 15 de agosto. La población de Valbuena sube al monte y los festejos se prolongan hasta la media noche con el repique de campanas.



Esta localidad pucelana celebra además otras actividades como la Feria Medieval en la Naturaleza, el fin de semana más próximo al 25 de julio, en ‘La Isla’, el Triatlón Bodegas de Valbuena y San Bernardo, el tercer sábado de septiembre, y las Fiestas de Nuestra Señora del Rosario, el fin de semana en el que se incluya el primer domingo de octubre.


El municipio pucelano combina a la perfección fiestas, como las de San Sebastián, ahora en el mes de enero y también labores benéficas como la Marcha contra el Cáncer que se lleva a cabo en mayo y que cada año tiene más apoyo. Sin olvidarnos de unas Jornadas Gastronómicas que quitan el sentido con el valor de los alimentos y el vino del lugar.



Vino y parrilla para quitar el sentido


Hablando de la gastronomía podemos decir que es de la Ribera. El vino y el lechazo son nuestros dos componentes estrella. En el pasado tenía bastante arraigo pasar a la parrilla chuletillas de lechazo, pollo, chorizo y panceta y se solía comer en las bodegas pero ahora se hace en cualquier merendero o espacio al aire libre”, asegura José Augusto Rodríguez.



Además del vino espectacular que quita el sentido y que enamora a todos los que se deleitan con el mismo, el alcalde nos confiesa que también son platos muy demandados el hornazo y los guisos y platos típicos de la Ribera, sin olvidarnos de las torrijas en Semana Santa.


Valbuena de Duero es un lugar mágico para disfrutar de su encanto por la cultura, valor patrimonial y gastronómico de un municipio que quita el sentido en la provincia de Valladolid.


Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos?



NÚMEROS ANTERIORES: 



















CAMINANDO POR LA PROVINCIA DE VALLADOLID | ¿EN QUÉ PUEBLO ESTAMOS? XX


https://www.noticiascyl.com/valladolid/provincia-valladolid/2020/01/19/caminando-por-la-provincia-de-valladolid-en-que-pueblo-estamos-xxi/