El nuevo brillante método de la profesora Verónica Duque: el 'Hospital Ortográfico'

El nuevo brillante método de la profesora Verónica Duque: el 'Hospital Ortográfico'

|

La neurodidáctica nos dice que no se puede aprender lo que no nos emociona. Eso es lo que yo pretendo. No sé si mis alumnos han aprendido o no el cuerpo humano de una forma mejor que si lo hubieran hecho en dos dimensiones. Lo que sí sé es que he intentado transmitirles la emoción, la curiosidad y la pasión por aprender”, nos contaba el pasado 24 de diciembre Verónica Duque, la profesora de tercero de primaria del colegio público María Teresa Íñigo de Toro en la ciudad del Pisuerga.


Todo después de convertirse en viral a lo largo y ancho de todo el mundo con su disfraz anatómico. En este caso, la alicantina afincada en Valladolid, que ejerce desde hace 15 años, ha vuelto a ser noticia por otro curioso método para evitar que sus alumnos escriban con faltas de ortografía y que lleva por nombre el ‘Hospital Ortográfico’.


La idea del Hospital Ortográfico es de una instagramer que se llama 'La clase de Lore' y propone hacer un póster en forma de hospital. Yo lo cambié un poco y utilicé un corcho para ingresar y dar de alta a las palabras. Preparé el hospital, uno para mí y otro para mi compañera que da clase en el otro tercero. Se trata de que los niños, cuando cometen un error ortográfico, coloquen esa palabra ya corregida en el hospital porque si no se pueden pasar varios días viendo una palabra mal escrita y se podría fosilizar el error y es lo que queremos evitar”, nos cuenta Verónica.


La docente asegura, en declaraciones a NoticiasCyL Valladolid, que “dependiendo de la palabra y la gravedad del error va a la UCI o se queda en planta” y pone el ejemplo de las tildes “que no se consideran aún errores muy importantes porque solo les han explicado que todas las palabras esdrújulas llevan tilde”. “Por tanto, estas palabras están en el hospital un día o un par y luego se las da de alta. Las demás están una semana”, nos cuenta Verónica.


Este viernes se dieron de alta todas las palabras para que los niños “las peguen en su diccionario de palabras sanadas” con el fin de "dar continuidad a la actividad”. Duque añade que “el primer día la acción tuvo tanto éxito que los niños cometían errores a propósito” y añade que “tuvieron que improvisar” para decirles que “el alumno que llevara menos pacientes al hospital conseguirá una recompensa”, que “aún están pensando”.


Creo que está funcionando muy bien y que los pequeños son conscientes de la gravedad de poner faltas de ortografía. Lo unimos a los métodos más tradicionales que utilizamos para enseñar las normas de ortografía. Ayer había un niño que estaba escribiendo una palabra en el dictado dijo que estaba a punto de masacrar una palabra, de escribir vida con b. Antes no le prestaban tanta importancia a esto”, nos cuenta la profesora.


Otra excelente iniciativa para aplaudir por parte de una docente que no deja indiferente a nadie.


https://www.noticiascyl.com/valladolid/sociedad-valladolid/2019/12/24/la-profesora-viral-en-valladolid-no-se-puede-aprender-lo-que-no-nos-emociona/