Este no es un centenario cualquiera

Este no es un centenario cualquiera

|

Cumplir cien partidos con la elástica de un equipo siempre es emocionante. Es señal de compromiso, lealtad y rendimiento por ambas partes, pero hacerlo en un encuentro ante el Real Madrid lo hace todavía más relevante.


Piojo, tras haber tenido que sufrir las envestidas de Vinicius y Marcelo, con la ayuda de Benzema, Isco o James, tuvo uno de los mejores regalos que se puedan tener.


El presidente de Unionistas, Miguel Ángel Sandoval, aprovechó el final del encuentro más histórico del club hasta la fecha por la entidad del rival para hacerle entrega de una camiseta conmemorativa de esos cien partidos disputados con Unionistas hasta la fecha.


Un regalo que llegó entre saludos y cánticos de la afición, que todavía esperaba a sus jugadores para el protocolo final. El vitoreo y, por qué no, piropeo a unos jugadores que lo dieron todo y compitieron frente al Real Madrid. Se dice pronto.