La Audiencia absuelve a un hombre de abuso sexual a una mujer que le denunció al descubrir su infidelidad

La Audiencia absuelve a un hombre de abuso sexual a una mujer que le denunció al descubrir su infidelidad

|

La Audiencia Provincial de Zamora ha dictado sentencia absolutoria al acusado N.A.D.R.S. del delito de abusos sexuales del le acusó una mujer al descubrir su infidelidad. El varón queda libre de un presunto delito de abuso sexual tras la denuncia de la supuesta víctima, una mujer con la que previamente había mantenido relaciones consentidas, según la versión de ambos.


Según el relato de los hechos probados, el asunto se remonta al mes de marzo del año 2018, cuando la denunciante y el acusado quedaron para hablar y, posteriormente, se desplazaron hasta el domicilio del varón. Una vez allí, charlaron acerca de su relación y, ante la insistencia de él, mantuvieron relaciones sexuales con penetración vaginal.


A continuación, la denunciante manifestó su intención de irse a su domicilio, y él se ofreció a llevarla en coche. Siempre según el relato de hechos probados de la sentencia, se despidieron con dos besos y, al día siguiente, intercambiaron mensajes en tono cariñoso.


También al día siguiente, la denunciante habló con una amiga para preguntarle si mantenía una relación con este hombre. Al conocer la respuesta, se sorprendió "pero no se enfadó" y se sintió "molesta por el engaño". Es ya tres días después cuando, tras narrarle la situación a un amigo, la mujer decide poner el caso en conocimiento de las autoridades.


Tras esta decisión, los profesionales del Complejo Asistencial le realizan un examen ginecológico en el que no se aprecian daños. Ante esta situación, y a la vista de que no se encuentran "pruebas suficientes", la Audiencia Provincial ha decidido absolver al acusado, para el que se pedían hasta seis años de cárcel.


Según se detalla la sentencia, de la prueba médico forense se desprende que “la percepción de las mismas sobre la víctima da como resultado un relato incongruente de la misma pues dice que las relaciones no son consentidas y sin embargo es ella quien se baja la ropa, no habiendo en relación con los hechos amenaza alguna del acusado ni tampoco violencia alguna durante todo el proceso”; por otro lado en la denunciante no le daba importancia a lo pasado, no presentaba labilidad emocional y estaba tranquila, al relatar los hechos. “En estas condiciones, se plantea el problema de la credibilidad de la supuesta víctima. Y en este sentido, siendo preciso para la apreciación del delito de abuso sexual que el acceso carnal, que se reconoce hubo en el caso, se consiguiera sin el libre consentimiento de la víctima, lo cierto es que de la prueba practicada en las presentes actuaciones, bajo los principios rectores del proceso penal y tras un análisis en conciencia de la misma, no conduce a considerar acreditado el requisito clave, cuál es que dicha relación fuera consentida y contraria a la libertad sexual de la supuesta víctima”.