Detenido un "objetivo prioritario" para la policía en una operación contra la droga

Detenido un "objetivo prioritario" para la policía en una operación contra la droga

|

La Policía Local de Burgos ha detenido, en el marco de una operación contra la droga, a un hombre considerado un "objetivo prioritario" para los agentes en la capital burgalesa, según ha explicado este miércoles el comisario jefe, Jesús Nogales.


El detenido, de 44 años y que responde a las iniciales J.M.G., es un "viejo conocido" por los policías y tiene numerosos antecedentes por diferentes delitos, pese a lo cual no se le había podido vincular hasta ahora con una operación como la desarrollada en los últimos días.


El inspector Raúl Gutiérrez ha explicado que la detención del hombre se produjo el pasado miércoles, 15 de enero, en el marco de un dispositivo denominado 'Matarile', en el que han sido detenidas, además, otras tres personas, una vecina de Burgos y otras dos de Valladolid.


"Es un tipo duro de pelar", ha señalado Gutiérrez, en declaraciones recogidas por Europa Press, antes de explicar que el hombre se encuentra ya en prisión a la espera del pertinente proceso judicial.


La investigación, iniciada en 2017 y vinculada a la operación 'Pack', que culminó con la detención de dos personas vecinas de Burgos y la intervención de un kilo de cocaína, ha derivado en el decomiso de tres armas de fuego y una de fogueo y ha permitido relacionar al cabecilla como proveedor de droga.


Al parecer, el sujeto había adquirido "renombre" en la ciudad entre los traficantes debido al volumen de droga que movía, así como las posibilidades de suministrar las cantidades que se le requerían de manera inmediata, moviendo las sustancias en todo momento en grandes cantidades.


A pesar de las múltiples detenciones que poseía, más de 20, el hombre, con un elevado número de vehículos e inmuebles bajo su control para mover y esconder la droga, tomaba muchas precauciones para no ser detenido por su principal actividad.


En el registro de su domicilio, los agentes intervinieron cuatro armas, numerosa cartuchería para dichas armas, 392 kilos de cocaína, 22 bellotas de hachís y 1.310 euros en efectivo, así como cinco vehículos relacionados con la actividad de tráfico de droga que desempeñaba.