CCOO critica la "lentitud" de la negociación colectiva en 2019

CCOO critica la "lentitud" de la negociación colectiva en 2019

|




CCOO en Castilla y León ha criticado la lentitud de la negociación colectiva en 2019, que ha concluido con 41 convenios sectoriales --que afectan a 51.538 trabajadores-- firmados de los 80 pendientes de negociación con los que comenzaba el pasado año, por lo que los 39 restantes --que afectan a 72.685 trabajadores-- quedaban aún pendientes de acuerdo a 31 de diciembre.


Así lo han indicado este martes el secretario regional de Acción Sindical y Negociación Colectiva de CCOO CyL, Fernando Fraile Sanz, y el secretario regional de Política Sindical, Industrial y Empleo de UGT CyL, Raúl Santa Eufemia, durante la presentación del balance de la negociación colectiva en la Comunidad.


En lo que respecta a la subida salarial, Fraile ha destacado la subida del 1,81 por ciento en los sueldos de Castilla y León, así como la de un 2,25 para los funcionarios, lo que significa que la empresa pública ha generado más poder que la privada.


Fraile ha atribuido este desequilibrio a la "avaricia y egoísmo" de la patronal privada en 2019, algo con lo que también tiene "mucho que ver" la "lenta" negociación colectiva.


"La patronal Cecale ha impedido que la ganancia fuese mayor y que se hubiera avanzado de manera más importante porque no se han repartido de manera justa los beneficios", ya que, a su juicio, los empresarios "se encuentran demasiado cómodos en relaciones laborales que les favorecen".


Todo ello, ha agregado, es "consecuencia de la debilidad normativa y la precariedad del mercado de trabajo", algo que "los patrones utilizan de manera perversa, no solo para no cumplir el convenio, sino para intentar eliminar cuestiones que ya se habían conquistado en acuerdos previos".


En este sentido, ha lamentado que la patronal haya impedido que se avance de forma "decidida" hacia una recuperación de los salarios perdidos y ha recordado que en Castilla y León, un 13 por ciento de los trabajadores percibe un salario por debajo del umbral de pobreza, situado en los 8.800 euros al año.


De este modo, y de cara a 2020, Fraile ha reclamado a Cecale que abandone el concepto erróneo de basar la competitividad empresarial en los bajos salarios, porque perjudica el consumo interno, y que pase a repartir de manera "justa" los beneficios obtenidos, con un convenio que "de respuesta a los problemas de los trabajadores".


Por su parte, Santa Eufemia, que ha suscrito las palabras de Fraile, ha subrayado que 2019 ha sido el año de la "conflictividad individual", dada la "falta de respeto" por parte de la patronal a la sociedad castellanoleonesa a través de un "mal uso intencionado" de la Reforma Laboral, lo que ha sumido a los trabajadores en un "bucle de desaliento".


Además, ha agregado que la patronal debe sopesar una subida salarial y ha instado al Gobierno a derogar "totalmente" la Reforma Laboral para crear una nueva que garantice el derecho a un trabajo no precario.