Un teléfono gratuito para casos de gripe, al servicio de los castellanoleoneses

Un teléfono gratuito para casos de gripe, al servicio de los castellanoleoneses

|

La Junta de Castilla y León ha habilitado un sistema de atención a consultas ciudadanas sobre la gripe a través del teléfono gratuito 900 222 000 que depende de la Gerencia Regional de Salud.


A través de esta vía, los operadores atenderán las llamadas recibidas y facilitarán a los ciudadanos información útil que contribuya a su educación sanitaria frente a la gripe, de manera que puedan adoptar las decisiones más adecuadas tanto a la prevención de la enfermedad como a su abordaje personal en caso de padecerla.


El personal que trabajará en este servicio dispondrá de formación y de cuestionarios específicos sobre gripe, sintomatologías, consejos y recomendaciones y otros aspectos relacionados con esta patología y su abordaje asistencial con las que responder a planteamientos informativos, según ha detallado la Junta.
Sanidad ha pedido que ante situaciones de mayor demanda asistencial, antes de acudir al centro de salud, especialmente de urgencias, la población llame al teléfono gratuito 900 222 000 para su atención, información y asesoramiento.


Situación de la gripe en la Comunidad


La gripe en Castilla y León se sitúa por encima del umbral epidemiológico, con una tasa de incidencia semanal de 256,44 casos por cada cien mil habitantes (tasa estandarizada de 277,2) y un nivel de intensidad media en la Comunidad, según el último informe de la Red Centinela Sanitaria correspondiente a la semana 3/2020 (del 13 al 20 de enero).


Así han informado la consejera de Sanidad, Verónica Casado; la directora general de Salud Pública, Carmen Pacheco; y la gerente de Emergencias Sanitarias, Flor de Castro. Dicho informe indica que la actividad gripal en Castilla y León tiene una mayor circulación de virus del tipo H1N1; la afectación es especialmente alta entre población infantil, con una tasa acumulada del 3 % entre los menores de cinco años.


Para la elaboración de este documento semanal, la Red ha contado con las declaraciones de 33 médicos y una población cubierta de 31.815 habitantes; el número de casos recogidos por la Red ha sido de 139 y de frotis procesados, 91, con 36 detecciones.


La situación autonómica es semejante a la del resto de España, en donde se presenta una mayor actividad en las autonomías del norte peninsular; por su parte, hasta la pasada semana, en el ámbito europeo, no se detectaba un aumento de la mortalidad fuera de lo esperado para la presente época del año.


Refuerzos sanitarios en los hospitales 


Por otro lado, en cuanto a los hospitales, ha aumentado también la actividad con un impacto "un poco superior", con una ocupación de camas que se sitúa en el 76,78 por ciento, aunque oscila por hospitales (el máximo registrado por ahora ha sido del 94,67 por ciento en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca y el mínimo, del 58,82, en el Hospital de Medina del Campo el 17 de enero). No ha habido, durante el último período de referencia, desprogramaciones quirúrgicas por aumento de demanda.


Por ello, en atención al plan de contingencia en los centros hospitalarios se ha aumentado el número de camas en 132 (15 en Ávila, 59 en León, 36 en El Bierzo y 22 en Salamanca). Además, se ha incrementado el número de profesionales en 118 (seis médicos, 52 enfermeras, 47 técnicos en cuidados auxiliares de Enfermería y trece celadores).


En Emergencias el comportamiento es "muy similar", no hay aún un gran incremento de la actividad por esta causa, aunque se está viendo que puede haber más casos, de manera similar al año anterior.


Finalmente, en Urgencias ha aumentado la actividad en los puntos de atención continuidad (PAC), aunque se mantiene en general "bastante equilibrada". Estas semanas la atención urgente se ha repartido en un 71,8 por ciento en Primaria, un 22,43 en los PAC y un 5,78 en llamadas de demanda asistencial.


En cuanto a las tasas de cobertura, Carmen Pacheco ha incidido en que han aumentado mucho las coberturas entre las mujeres embarazadas, también entre la ciudadanía en general y un poquito entre los profesionales, aunque ve necesario seguir insistiendo en la necesidad de campañas que incrementen esta práctica.


En este sentido, ha apuntado que el seguimiento que se realiza en los hospitales ha permitido comprobar que la mitad de los pacientes con gripe que han ingresado y se encuentran graves no estaban vacunados y, de ellos, el 50 por ciento deberían estarlo por tener algún factor de riesgo.


Casado ha recordado que la incidencia es intermedia, por ello están preparados ante el aumento que se pueda producir y para ello se lleva a cabo el seguimiento, ya que al igual que en el conjunto del Sistema se produce una incorporación paulatina de recursos asistenciales en función de las necesidades.