Conoce la tradición del ‘Dos y pingada’

Conoce la tradición del ‘Dos y pingada’

|

Dos y pingada



La capital zamorana revivirá el Domingo de Resurrección una de las principales tradiciones de su reconocida Semana Santa, en este caso ligada a la faceta culinaria con la degustación del ‘Dos y pingada’ en honor a Cristo resucitado.


Se trata de un plato típico, sencillo y contundente de Zamora a base de huevos, jamón serrano y pan que se sirve como almuerzo en la mañana del Domingo de Resurrección después de la procesión del Encuentro en el barrio de La Horta.


El ‘Dos y pingada’ se sirve recién hecho y consiste únicamente en dos huevos fritos, en dos o tres magras de cerdo -la costumbre emplea jamón serrano fresco o en proceso de curación- pasadas por la sartén y pan, en un símbolo al final de las fechas de abstinencia características de la Cuaresma.